Belleza y embarazo han sido por demasiados años dos conceptos demasiado distantes. Muchas mujeres piensan que tener hijos significa envejecer y olvidarse de sus escultóricas figuras y piel tersa. No cabe duda de que los niveles de estrógenos y progesterona pueden jugarnos malas pasadas durante este periodo. Y si bien es cierto, el embarazo transforma nuestro cuerpo durante los 9 meses de gestación, lo realmente importante es que un buen mantenimiento antes, durante y después del mismo, nos puede permitir recuperar nuestra figura y belleza.

Es más, hay quien durante el embarazo está incluso más favorecida. Ese es el caso de las mujeres con delgadez extrema que cogen algunos kilos durante el proceso, especialmente en el rostro. Mostrando una cara mucho más favorecedora y saludable.

Lo más importante a tener en cuenta en este estado es utilizar productos libres de químicos que puedan dañar al bebé, tanto durante el embarazo como la lactancia. Para ello, existen algunas marcas que confían en la belleza y embarazo con productos especiales que os recomendamos, como: LUSH Cosmetics, The Body Shop, L’Occitane y Marilou Bio. 

Cuidados estéticos para embarazadas

A continuación, te ofrecemos una serie de recomendaciones que te servirán de mucha ayuda en tu período gestacional para evitar consecuencias mayores y recuperarte lo antes posible del embarazo:

¡Visita a tu dentista!

Es muy importante que te cuides la boca. Durante el embarazo, las encías están más frágiles y blandas. Te puedes dar un masaje diario con el dedo sobre la encía. Son muy aconsejables los lavados dentales a menudo y con suavidad, debido a que el Ph de la saliva se ve alterado y hay más predisposición a la caries.

Es muy importante que visites a tu odontólogo, sobre todo, durante el primer trimestre de embarazo.

Belleza y embarazo - Cuidado de los dientes durante el embarazo

Evita la estrias y recuperarás pronto tu piel

Es muy importante que te cuides el abdomen. Las estrías pueden aparecer y, su presencia no sólo es debida a la deshidratación de la piel o al estiramiento de las fibras musculares, sino también a factores genéticos como el tipo de colágeno.

Para evitarlas, puedes realizar ejercicio físico a diario, así mismo te favorecerá el aseo corporal diario con un jabón no agresivo, y la utilización, después de la ducha o el baño, de una crema antiestrías, aceite de oliva o aceite de almendras dulces, aplicado sobre el abdomen, caderas, glúteos y mamas.

Si es preciso que lleves una faja, opta por una especial para la gestación y, no antes de la semana 20 de embarazo.

belleza y embarazo - evitar las estrias

La celulitis por la acumulación de grasa y retención de líquidos es otro de los problemas que puedes tratar de forma natural con aceites esenciales, pero sin perseguir tener la misma tersura durante el embarazo. Ese será un objetivo que solo podrás tener pasada esta fase, cuando puedas retomar el deporte con más intensidad.

En el rostro nos podemos encontrar con dos problemas: acné y manchas. Por ello, resulta esencial usar un protector solar de máxima protección para pieles grasas. Como ves, tampoco son demasiados los cuidados, más allá de los habituales, para que belleza y embarazo no sean opuestos.

Belleza y embarazo: cuidados de las mamas

Es muy importante que te cuides las mamas. Los pechos aumentan de tamaño de forma progresiva, adquiriendo una mayor turgencia y sensibilidad. Quizá sea la parte del cuerpo que mayor atención y cuidado tiene que recibir, debido a su primordial función en la alimentación del recién nacido. Así pues, su hidratación y aseo cotidiano son muy convenientes.

belleza y embarazo - cuidado de mamas

Te explicamos cómo puedes preparar los pezones para la lactancia, siguiendo las siguientes pautas,

  1. Puedes prepararlos seis u ocho semanas antes del parto.
  2. Tras lavarte los pezones y areolas, los debes de secar con una toalla ligeramente áspera, pero sin frotar enérgicamente.
  3. Aplícate una crema cuyo contenido sea la Vitamina A, dejándolos al aire hasta que queden suficientemente hidratados.

Recuperar el cabello

Resulta habitual perder mucho pelo durante el embarazo, por ello es muy importante que te cuides el cabello y el cuero cabelludo. Utiliza productos lo más neutros posibles, olvídate de tratamientos complicados, busca la máxima naturalidad del pelo y si no resulta muy traumático, pégate un buen corte (estarás un tiempo sin tiempo para tu pelo). De esta manera, llegarán en un perfecto estado tras el parto.

Dicho esto, esperamos que llegues radiante al fin de tu embarazo, y que poco a poco, sin prisa ni demasiada calma, te recuperes lo mejor posible. Recuerda: belleza y embarazo no tienen por qué ser dos conceptos contrapuestos.

1 comentario

Dejar una respuesta