Los broncoespasmos (I)

Al aire le falta espacio, el estrechamiento de los bronquios no permite que llegue a los pulmones. Ve falta el aire, doctor” “Siento como que el aire no lo puedo sacar.” “Tengo ruidos en el pecho a la noche, me despierto con sensación de falta de aire.” Estas expresiones describen cómo imparta en el cuerpo el broncoespasmo. Es decir: el espasmo de la musculatura bronquial, contracciones que producen estrechamiento de los bronquios.

Estos, recordamos, son esos tubitos que llevan el aire hasta el interior de los pulmones, y también facilitan su salida. Si el conducto se estrecha, el organismo reacciona, respira de manera agitada, a veces genera tos. Si el conducto bronquial se estrecha, el organismo respira de manera agitada.

Asma bronquial

Se estima que 1 de cada 3 chicos mostrará un cuadro de broncoespasmo durante su infancia ante infecciones respiratorias leves. El mejor tratamiento preventivo es conocer la causa: un alto porcentaje de los casos son los ácaros presentes en la habitación los que desencadenan el cuadro.

También a los tapices, alfombras y carpetas -conviene darles una limpieza profunda cuando la persona enferma no está en casa-. Incluso el polen de los árboles de la calle puede hacer mal. Hay otras razones, hay que asumirlo: a veces, los gatos no son la mejor mascota. Y, además, el humo del cigarrillo es terriblemente nocivo.

Por todo esto, hay niños que, por ejemplo, durante las vacaciones o ante cualquier cambio de ambiente superan los síntomas. O no: factores hereditarios -antecedentes de asma o alergias- también influyen en su desarrollo.

¡Comparte!

PinIt

Acerca de Silvia Martínez

Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!

Un pensamiento en “Los broncoespasmos (I)

  1. Pingback: Los broncoespasmos (II) | Bebés y Embarazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>