No es lo mismo crecimiento que desarrollo

0

dog-child

Crecimiento y desarrollo no implican lo mismo; el crecimiento es el aumento de la masa corporal (peso y talla) y el desarrollo es la adquisición de habilidades y destrezas (el sentarse, caminar, hablar, etc.). Así como la maduración de funciones orgánicas (digestivas, neurológicas, hormonales, etc.), cada sistema de nuestro organismo sigue un patrón de crecimiento y desarrollo diferente. El factor que proporciona al organismo las bases para este crecimiento y desarrollo es la alimentación.

El bebé, el niño, y el adolescente se encuentran, a diferencia del adulto, en crecimiento y desarrollo, por ello su alimentación debe tener ciertas particularidades, en cantidad, calidad y composición, según la etapa que estén viviendo. Comparemos: un adulto se alimenta para mantener sus funciones metabólicas de acuerdo a sus actividades; el niño necesita alimentarse, además, para cubrir los procesos metabólicos de crecimiento y desarrollo.

Esto a primera vista parece simple, sin embargo, estos procesos de crecimiento y desarrollo no se dan al parejo durante toda la etapa pediátrica; un bebé al nacer pesa aproximadamente 3 kilogramos, y deberá alimentarse en tal forma que al cumplir un año pese 9 kilogramos por lo menos, en otras palabras, triplicará su peso en el transcurso de un año. Encontramos que durante las diferentes etapas pediátricas se presentarán períodos de crecimiento rápido y lento, al igual que en el desarrollo.

La alimentación tiene especial importancia por varios factores que se presentan únicamente en esta etapa de la vida; debemos tomar en cuenta que la edad pediátrica comprende desde el nacimiento hasta los 18 años en las mujeres y hasta los 21 en los hombres (fecha aproximada en que termina de crecer el ser humano).

No hay comentarios

Dejar respuesta