Recomendaciones para el uso de las hamacas infantiles

hamaca-infantil1

Durante los primeros meses será su lugar de descanso y de juegos preferido, y a ti te será muy útil para poder tenerlo siempre tranquilo y a la vista, pues podrás llevarte la hamaquita allá donde vayas.

RECUERDA QUE:

  • Están indicadas para los primeros meses del bebé, especialmente hasta que el niño cumpla seis meses o no rebase los 9 kilos de peso. Más adelante será demasiado inquieto y no se sentirá cómodo.
  • Puedes empezar a utilizar gandulitas casi desde el nacimiento del bebé. El niño está algo más elevado y puede ver mejor su entorno y de este modo sentirse más integrado en el núcleo familiar.
  • Cuando el bebé empiece a sentarse, deberás limitar el tiempo en que permanece en la gandulita, para que esté en otras posturas.

¿ES SEGURA?

  • El sistema de retención (cinturón, tira entrepiernas, etc…) debe tener una resistencia adecuada y las correas, ser lo suficientemente anchas para no hacerle daño.
  • Vigila que el respaldo tenga un tope para evitar vuelcos hacia atrás.
  • Si es plegable, asegúrate de que tenga un mecanismo de seguridad que evite un cierre accidental.
  • No dejes al niño dentro de la grandulita si lo trasladas de habitación. Sácalo y llévala de las asas, por sí éstas no aguantan el peso.
  • Comprueba que es estable, pero aun así, no la pongas en un sitio elevado, por si el bebé se mueve y la hamaquita se desplaza y cae.

¡Comparte!

PinIt

Un pensamiento en “Recomendaciones para el uso de las hamacas infantiles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>