Prohibidos radicalmente, pocos. Pero sí hay muchos desaconsejados y existe una razón médica por la que lo están, sobre todo éstos:

 ■ Alimentos crudos. La toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito que se puede transmitir por medio de las carnes crudas, frutas y verduras. Como el calor destruye el parásito, se aconseja evitar el consumo de alimentos crudos. Si manipulas cualquiera de estos alimentos, posteriormente deberás lavarte bien las manos, incluso con cepillo de uñas. La listeria también se transmite a través de alimentos crudos.

■ Lácteos sin pasteurizar. Debes tomar lácteos que tengan máximas garantías sanitarias. Olvídate de postres caseros de los que no conozcas su procedencia, que pudieran estar contaminados con brucella (causante de la brucelosis, una infección que te dará fiebre y debilidad y puede ser grave) y listeria (causante de la listeriosis, una enfermedad grave que tiene los síntomas de un simple catarro). Habrá que tener especial cuidado con los quesos frescos, los que contengan moho (azul, cabrales…). Y un consejo: retira la corteza que los envuelve.

■ Carnes curadas. Pueden ser transmisoras de gérmenes como la salmonela, el toxoplasma y la escherichia eco¡¡. Te harán análisis y, si detectan que no has pasado toxoplasmosis, una enfermedad que sólo se pasa una vez y que has podido padecer sin darte cuenta, no podrás probarlas.

■ Huevos poco hechos. Pueden tener salmonela. El calor destruye este germen, así que, si los consumes, asegúrate de que están muy hechos. Rechaza mayonesas caseras, tortillas poco cuajadas, huevos pasados por agua…

■ Hígado y otras vísceras. Aunque son alimentos ricos en vitamina A y hierro, su consumo excesivo, especialmente en los tres primeros meses de embarazo, puede ser peligroso. Algunos nutrólogos dicen que una vez pasado el primer trimestre, si estás falta de hierro, podrías consumir un filete de hígado cada 15 días. Pero ante la diversidad de opiniones al respecto, consúltalo con tu ginecólogo.

■ Alimentos que te causen alergia a ti, a tu marido o a tus otros hijos. También podrían causar alergia al futuro bebé.

 Café y té. Existe una relación entre el consumo excesivo de estimulantes y el riesgo de amenaza de aborto. Se cree que en la posibilidad de aborto influye una disminución en el nivel sanguíneo de estrógenos, necesarios para la gestación. Pero si lo consumes moderadamente, no pasa nada.

■ Alcohol:  está absolutamente desaconsejado. Beber alcohol durante el embarazo está absolutamente desaconsejado. Puede provocar defectos de nacimiento como el retraso mental, problemas de aprendizaje, emocionales o de comportamiento, en el corazón…

Dejar una respuesta