Cuando hay un proceso catarral, los chicos suelen roncar. Lo que hay que ver es si cuando ya no tienen mocos siguen roncando (lo hacen el 10% de los chicos). El ronquido, fuera del proceso catarral, puede indicar una dificultad respiratoria durante el sueño.

Por eso, es importante observar si se acompaña de un esfuerzo respiratorios o si el chico deja de respirar unos segundos (apneas). Para detectar esto hay que observarlo durante la noche  y fijarse en la posición de la cabeza, la boca y el pecho.

roncarr.jpg

Los síntomas que indican una dificultad respiratoria son: cabeza inclinada hacia atrás, boca abierta con ronquido o respiración fuerte, transpiración intensa y hundimiento del pecho, como si no pudiera tomar aire.

Hay que, observarlo al rato de haberse dormido. Si se detectan estos síntomas, sería interesante grabarlos y llevárselos al pediatra para que pueda decidir si es necesario consultarlo con un especialista.

Dejar una respuesta