Según la Dra. Pallás: “cualquier mujer sana que esté lactando y no padezca infecciones”.

Es evidente que no podrá donar aquella mujer que consuma drogas, alcohol, tabaco, cafeína u otros tóxicos en exceso. No obstante, las mujeres son sometidas a un análisis de sangre mediante el cual se descarta a todas aquellas que padezcan VIH, hepatitis o sífilis o tomen medicamentos que perjudiquen al bebé.

La cantidad de leche que se extrae dependerá de cada mujer y de una semana a otra. Según reconoce el Hospital 12 de Octubre, aunque se prefieran las abundantes y frecuentes, las donaciones únicas o de pequeñas cantidades también son útiles. Cada gota es importante, dicen. Sólo 20 ml. puede servir a un bebé prematuro durante varios días.

El momento ideal para comenzar la donación es “entre el segundo y el sexto mes de iniciar la lactancia, siempre que estén cubiertas las necesidades del propio hijo”, recomiendan desde el 12 de Octubre.

Bebé prematuro

Dejar una respuesta