El sueño del bebé es muy importante, por ello dejo 10 consejos para aprender a dormir a nuestro bebé. La llegada de una nueva vida, en las nuestras, marcará un antes y un después. Debemos saber que dormir va a ser algo difícil, pero esencial. Tanto el niño, como los padres, han de intentar estar lo mejor descansados posibles.

 

 

dormir al bebe
Fuente: Raúl Hernández González 

 

CONSEJOS PARA APRENDER A DORMIR AL BEBÉ

1. Es muy importante poner horarios y respetarlos. La comida, la merienda o bien la cena de tu bebé deberá ser siempre a la misma hora. De esta forma el pequeño se acostumbrará y, paulatinamente, dormir al bebé se hará mucho más fácil.

2. Vestir adecuadamente al pequeño, es esencial. Debes asegurarte muy bien de que el pequeño tenga un tejido adecuado para dormir. A veces, el niño, puede sentirse demasiado abrigado o quizás con frío. También puede sentirse que está muy apretado o bien que necesita arropo. Por ello piensa en el tiempo y el clima que hace, el bebé deberá estar abrigado consecuentemente con la temperatura del ambiente. Además deberá sentirse cómodo. Si observas alguna alergia, podría ser por el tipo de tejido del que esté hecho su pequeño pijama.

3. Cenar pronto. Intenta que la última comida del bebé no sea demasiado tarde. A las nueve o diez de la noche, sería un horario bueno. Esto lo digo porque después de comer, los niños pueden tener algunos cólicos o trastornos digestivos. Estas molestias les harán llorar y hemos de estar ahí para aliviarlos con algunos masajes. Al coger una hora más temprana, para darles de cenar, no se te hará tan tarde cuando por fin se duerma tu hijo. Luego puedes hacerlo tu.

4. Para que tu bebé duerma a las mil maravillas, desde pequeños, hemos de intentar acunarlo y arroparlo en la cuna. Procura no hacerlo en tus brazos, ya que el pequeño podría acostumbrarse y luego no querer dormir en la cuna. Una idea es hablarle suavemente o cantarle una canción, verás como duerme.

5. Discernir entre el día y la noche. Como en otras ocasiones os digo, el bebé no sabe hacerlo. Nosotros, como buenos padres, tenemos que enseñarle. Con todos estos consejos, una serie de pautas y rutinas, nuestros hijos comenzarán a reconocer cuando es de día y de noche, cuando es la hora de la cena o bien deben dormir.

Dejar una respuesta