Aquí te dejo algunos buenos consejos para niños sobre la comida. Hay muchos padres que necesitan ayuda e información sobre este tema, ya que les preocupa. Tu hijo necesita tener una dieta saludable, de esta forma tu hijo crecerá sano y se desarrollará fuerte. Con algunas recomendaciones básicas, puedes crear un entorno doméstico que fomente una nutrición saludable para tu hijo y, lo más importante, que mantenga un peso ideal para su edad. 

10 CONSEJOS PARA NIÑOS SOBRE LA COMIDA

niña comiendo fruta
Fuente: Bruce Tuten

1. Los consejos para niños son fáciles de dar y, a veces, difíciles de seguir. Así que ánimo y comienza a controlar las fuentes de abastecimiento. Tu tienes que decidir qué alimentos comprarás en casa. También hay que controlar a que hora se ingieren. Tu hijo puede querer un producto con más grasa y menos nutritivo, como los dulces o los bollos. De esta forma, controla la entrada de galletas, dulces, bollos y demás productos poco saludables. Intenta comprarlos de vez en cuando.

2. Recuerda que tu hijo va creciendo y también tiene voz y voto. Dada cierta edad, ellos pueden escoger lo que quieren comer, pero de la selección que previamente habrás escogido tu. Puedes darle cierta libertad, pero no la libertad total. Ya que demasiada puede hacer que tu hijo se descontrole.

3. Vigila la cantidad que pones en el plato. Tu hijo no es un adulto, su estómago es más pequeño. Hay niños que comen menos que otros, pero su salud es excelente. No obligues a que se termine el plato, puede que le hayas puesto demasiado. Con el tiempo comenzarán a reconocer la sensación de estar llenos y reaccionar en consonancia.

4. Cuando tu hijo pueda pasar a otros alimentos, que no sean leche, intenta ofrecerle un amplio y sano abanico de productos. Presentale los productos, deja que los toque y los reconozca. No pasa nada si al principio juega con la comida, es normal. Los gustos se desarrollan muy pronto, por lo que verás rápidamente que le gusta más y que le desagrada. Comienza dando a tu hijo pocos bocados, para que los digiera bien.

5. Salir fuera a comer. Es una gran idea para que tu hijo conozca platos nuevos, diferentes sabores y texturas. Deja que experimente y que pruebe un poquito de lo que hayas pedido. Deja que coma un poco y disfrute de las nuevas sensaciones.

6. Líquidos. No des demasiados refrescos con gas a tu hijo, no es nada bueno. No es bueno para su barriga, ni para sus dientes. Procura que beba más de otro tipo de líquido como el agua o zumos con poca azúcar. También puedes darle leche. Los refrescos no los dejes como algo prioritario, sino más bien para de vez en cuando.

7. Si tienes dulces en casa, procura guardarlos en un lugar donde tu hijo no llegue. Hay muchos niños a los que les encantan los dulces y la pastelería. El postre puede convertirse en un premio, si se ha portado bien, ha recogido sus juguetes y/o ha hecho los deberes.

8. No compenses siempre con comida o dulces. Intenta mantener una actitud positiva, puedes hacer de los dulces un premio… pero no constante. Este premio debes variarlo por una salida al parque o a algún lugar que le guste, jugar con ellos a algo que les encante y muchas otras cosas.

9. Los niños imitan. Dado que los niños imitan el comportamiento del adulto, si comes de forma saludable él también lo hará. Es una buena forma de enseñarle, a través del ejemplo. Intenta tomar comidas nutritivas, con menos grasas.

10. Procura evitar que otra actividad se interponga en la hora de la comida. Puede que el pequeño prefiera ver el televisor o jugar con la consola. Debes mantener un horario estricto. Además las horas que puede pasar un  niño sentado viendo la televisión o jugando con la consola, incrementa el porcentaje de grasa del cuerpo. Es bueno que salgan a jugar y se muevan. Intenta poner un tiempo para este tipo de entretenimiento.

Dejar una respuesta