Para aquellos padres primerizos, hoy os propongo algunos consejos estupendos que nos ayudarán durante los próximos meses. Una nueva vida ha entrado en la tuya, así que tendremos que adaptar todo de cara a su buen crecimiento y desarrollo personal. Tu bebé necesita que lo entiendas, sé que esto es complicado. Sobretodo al principio, no sabemos qué necesitan y solo los escuchamos llorar impotentes.

consejos padres primerizos -bebe-

www.gettyimages.es

No agobiarse es lo mejor que podemos hacer. Los padres primerizos tendemos a desesperarnos o ponernos tristes, por no saber qué quiere el bebé. Sabemos que es muy pequeño para expresarse, por lo que llorar es su única arma. Pero con el paso del tiempo comenzaremos a entender qué le ocurre, si tiene hambre, si necesita un cambio de pañales, si tiene gases o quiere atención.

CONSEJOS PARA PADRES PRIMERIZOS

6. Es normal que el bebé, durante los primeros meses, haga más deposiciones de lo que habíamos pensado. Los padres primerizos podemos escandalizarnos por la cantidad. Pero debemos saber que la leche del pecho, hace que nuestro hijo tenga más heces que otro bebé que se alimente de leche artificial u otro preparado. Esto es normal, así que procederemos de la forma más sensata… cambiar el pañal y listo.

7. Cambiar el pañal a menudo. Tu bebé tiene una zona muy delicada, el “culete” así que intentaremos mimárselo. No dejes a tu bebé mucho tiempo con el pañal sucio, esto le irritará su suave piel. Intenta ponerle unos pañales que le contengan, pero que no le aprieten. Además debes mantener esta zona siempre seca o lo más seca posible. Si tienen el pañal mucho rato, aunque no esté sucio, la humedad también se concentra y puede dañar la piel.

8. Utiliza una superficie lisa y cómoda para cambiar el pañal del bebé. Cómoda para la espalda del bebé y cómoda para tu espalda. Además debemos tener cuidado donde cambiamos a nuestro hijo, ya que los bebés tienden a rodar sin previo aviso. Puede que no tengan mucha movilidad, pero la rotación saben hacerla excelentemente. Como no queremos accidentes, os aconsejo no dejar al bebé solo en el cambiador o en la zona donde lo estés cambiando.

9. Los recién nacidos no tienen autocontrol del sueño y el despertar. Simplemente lo hacen o lloran hasta quedar exhaustos. Pero nosotros, como padres, hemos de ir creando rutinas. Una buena edad para hacerlo es a partir de los dos o tres meses de vida. Crea rutinas a la hora de comer, sobre la hora del baño, la hora del paseo, la hora de dormir o de prestarle atención. Esto es bueno para ellos y para los padres. Aunque lo veas muy pequeño, lo mejor es añadir horarios y ciertas rutinas a su vida.

10. Despierta a tu bebé cuidadosamente. Los recién nacidos se asustan con facilidad, así que no hables alto, no les zarandees o los cojas de golpe mientras duermen. Primero necesitarán cierto contacto visual, así que despiértales acariciándoles o bien hablándoles suavemente. Una vez despierto, ya puedes cogerlo sin problemas de sobre saltos.

Dejar una respuesta