Una de las situaciones más divertidas que vivirás durante el embarazo es el hipo fetal. Es probable que te cueste identificarlo, porque te parecerá increíble, pero sí esos movimientos cortos y con cierta regularidad es lo que te estás imaginando. Tu bebé, tiene hipo. A partir del séptimo mes de embarazo es bastante frecuente. Estos “ataques” de hipo suelen durar unos pocos minutos, aunque pueden alargarse hasta varias horas sin perjudicar al bebé. El hipo cumple una función en el desarrollo del aparato respiratorio del feto.

¿Cuáles son las causas?

Se produce por la contracción intermitente e involuntaria del diafragma del bebé, músculo que separa al abdomen del tórax. El diafragma es el músculo que dirige nuestra respiración durante toda la vida. Durante el último trimestre de la gestación el diafragma del bebé debe ejercitarse y éste es el motivo de estos movimientos respiratorios. Por lo tanto, el hipo fetal es importante para el desarrollo pulmonar. De hecho, es habitual que el bebé continúe con hipo durante las priembarazomeras semanas de vida.

¿Debo preocuparme?

Si notas que tu bebé tiene hipo, no te alarmes, es algo completamente normal que se considera como un signo de buena vitalidad y bienestar del feto.

Descubrir que tu bebé tiene hipo es algo divertido, comparte la experiencia con tu pareja u otros hijos. Se mostrarán igual de sorprendidos que tú con el descubrimiento.

Dejar una respuesta