Los purés de zanahoria para bebés son un excelente recurso para cualquier comida, ya que son muy nutritivos y deliciosos.

purés de zanahoria para bebés
Fuente: Lablascovegmenu

Cuando los bebés empiezan a comer purés se abre un nuevo mundo en su alimentación, tanto para ellos como para nosotras, sus mamás. Es genial poder, por fin, darles algo que no sea leche, tanto materna como en biberón, y sin duda es una señal de que está creciendo y quemando nuevas etapas.

Los purés de zanahoria para bebés son los primeros que empiezan a comer, normalmente a los cuatro meses, aunque siempre debes consultar con su pediatra antes de introducir un alimento nuevo en su dieta. Hoy me gustaría recomendaros algunos de los que le doy a mi niña, que tiene ya 21 meses pero le siguen encantando los purés, y son además muy nutritivos.

Puré de zanahoria y patata

Ingredientes

  • 100 gr de patata
  • Una zanahoria
  • 100 ml de leche (de fórmula o materna, la que tome)
  • Media cucharadita de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Este puré es muy sencillito y es de los primeros que puede tomar. Pela y corta en trozos grandes la zanahoria y la patata y ponlas a hervir en agua sin sal.  Cuando ya estén listas, ponlas en el vaso de la trituradora, añade la leche y tritura hasta que quede un puré finito, con una textura que sea adecuada para su edad y pueda tragarlo con facilidad. Si quieres que sea más líquida añade más leche, y si la quieres más espesa, añade un cacito de los cereales que tome habitualmente.

Puré de zanahoria, calabaza y patata

purés de zanahoria para bebés
Fuente: Lablascovegmenu

Ingredientes

  • Una patata pequeña
  • 2 zanahorias
  • Un trozo de calabaza
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Para este puré, empieza pelando y troceando los tres ingredientes principales. Ponlo en un cazo o caldero para hervir hasta que todos los trozos estén blanditos, que será en unos 15 minutos, más o menos. Cuando ya estén, pon todo el el vaso de la trituradora y añade un par de cucharadas del agua de la cocción. Tritura bien, añade el aceite y vuelve a triturar. Si te queda espeso, añade más agua hasta que consigas la textura deseada.

Puré de zanahoria y salmón

Ingredientes

  • 200 gr de zanahoria (peladas y cortadas en dados)
  • 125 gr de salmón (en filete, ya sin piel ni espinas)
  • 60 ml de zumo de naranja (colado)
  • 40 gr de queso edam rallado
  • 2 cucharadas de leche de fórmula o materna (la que tome habitualmente)
  • Una cucharadita de mantequilla

Elaboración

Hierve las zanahorias hasta que estén blanditas. Por otro lado, pon el salmón en un plato hondo válido para el microondas, echando por encima el zumo y el queso. Tápalo y ponlo el micro a 20 minutos en potencia máxima, o bien hasta que el salmón esté cocido, que más o menos es ese tiempo. Pasado el tiempo de cocción, sácalo y deshaz el salmón con un tenedor, separando todas las espinas con mucho cuidado. Tritura el salmón, la zanahoria, la leche y la mantequilla y ya estará listo para comer.

Puré de zanahoria, mango y manzana

Ingredientes

  • Un mango
  • Una zanahoria
  • Una manzana

Elaboración

Antes de nada, decir que yo este puré se lo daba a mi niña como merienda, ya que es de frutas, y todavía ahora alguna vez se lo doy, que la fruta la sigue comiendo en papilla y no en trozos. Su elaboración es tan sencilla como pelar y cortar los tres ingredientes, ponerlos en el vaso y triturar. Lo ideal es hacerlo para que se lo coma en el momento, así aprovecha todas sus vitaminas.

¡Algunos consejitos!

Cuando empieces a darle purés a tu bebé, lo más recomendable es ir añadiendo alimentos nuevos poco a poco y con cierto espacio de tiempo, así compruebas si el peque tiene alguna reacción alérgica y sabes a cuál es.

También es importante que las verduras se hiervan en trozos grandes para que puedan conservar su minerales y vitaminas lo máximo posible. Añádelas al agua cuando esté hirviendo, con una cantidad que sea suficiente como para cubrir las verduras al raso. Si puedes, es mejor incluso hacerlas al vapor.

purés de zanahoria para bebés
Fuente: Pablo

Por último, los purés de verduras tienen muy poco valor calórico, así que es un complemento perfecto para un plato principal, como carne, huevos, pescados o legumbres. Puedes añadir alguno de ellos al puré o bien, cuando ya sepa masticar, darle el puré de primer plato y lo otro de segundo.

¿Le das a tu bebé puré de zanahoria? ¿Tienes alguna receta especial? ¡Anímate y compártela!

 

Dejar una respuesta