Desde el embarazo, cuando son bebés y más aún cuando comienzan a la guardería, nos preocupamos por el futuro de nuestros hijos y sus expectativas a largo plazo. Les comenzamos a buscar una vocación, les hablamos de nuestras profesiones y les preguntamos: ¿qué quieres ser de mayor? Pero más allá de conseguir que los pequeños comiencen a buscar un futuro profesional, deberíamos de tener más en cuenta algunos factores que irrumpen en el éxito de sus estudios como problemas de aprendizaje que pueden llevarles al fracaso escolar.

 

Los trastornos del aprendizaje y otros factores pueden llevar a que cualquier sueño de futuro prometedor que inculques en tus hijos, se desmorone en un momento. Sin embargo, la prevención del fracaso escolar es posible si somos capaces de observar la evolución de nuestros hijos en el colegio e identificar cualquier problema que especialistas en la materia nos pueden solucionar.
fracaso escolar

Pero como decíamos, lo principal es tener claro qué podemos hacer como padres para evitar el fracaso escolar de los niños. ¡Toma nota de nuestros consejos!

Estar alerta de posibles problemas

Problemas de salud como una pequeña anemia que quite energía a tu pequeño, o que tenga problemas de audición o vista puede hacer que se retrase en sus estudios con respecto al resto de compañeros.

Asimismo, los conflictos emocionales provocados por una separación de sus padres, la pérdida de un ser querido en la familia o problemas económicos en casa, también puede afectar negativamente a la concentración de tu hijo.

Por último, los complejos por estar gordo o llevar gafas también puede hacer sentir a tu hijo diferente y fuera del grupo de amigos, por lo que este rechazo le puede llevar a no querer ir al colegio o estar allí pensando en ese rechazo.

Enseñar buenos hábitos de estudio

Un lugar tranquilo donde aprender a estudiar solo, sin necesidad de que ningún familiar esté diciéndole lo que tiene y no tienes que hacer le enseñará a hacerse responsable de sus cosas. Si además, tiene un buen ejemplo por parte de su familia y ve que sus padres leen en vez de ver la tele mientras él hace los deberes, seguro que no le entra la tentación de ir a ver la tele en familia.

Fuente: Alejo Concheso Calvo
Fuente: Alejo Concheso Calvo

Motivación por el aprendizaje

Muchos padres y madres utilizan el aprendizaje como una obligación que se convierte prácticamente en un castigo diario para los niños. Sin embargo, la escuela y los deberes han de ser parte de la vida de un niño como el tiempo de juego y de compartir en familia. Los castigos no deben de relacionarse con el estudio en ningún momento o los niños acabarán odiándolo.

Otras actividades estimulantes

niños jugando al futbol
Fuente: Felipe Sasso

Aprender a tocar el piano o jugar a fútbol son actividades que motivan a los niños y niñas a aprender en otras áreas donde la escuela no tiene cabida. Tocar un instrumento requiere de un duro aprendizaje intelectual además de mucha constancia y tenacidad, con el fútbol u otro deporte en equipo reforzarás su autoestima y sensación de pertenencia a un grupo mejorando su relación con los demás niños, y así existen muchas otras actividades que podrán ser de interés y gran ayuda para evitar el fracaso escolar de tu hijo.

Más vale prevenir que curar

Una primera mala nota puede ser la señal de que algo ocurre. Trata de descifrar cual es la razón de las malas notas, si es por falta de motivación, por problemas en el colegio, o por cualquier otra causa.

Hay que tratar de mantenerlos motivados durante todo el curso, evitar las comparaciones con otros compañeros y que no se sienta como “el perdedor” o inferior por tener peores notas. Es necesario que sepa que todo es cuestión de esfuerzo.

 

Y después de todos estos consejos para evitar el fracaso escolar, no olvidéis que lo más importante, antes de ponernos a hacer cualquier conjetura al respecto, es que si tenemos alguna sospecha acudamos a un psicólogo especialista en problemas de aprendizaje que podemos encontrar en sitios como Mundopsicologos.com en función de nuestra localidad y valoraciones de otros padres que han acudido a ellos.

– POST PATROCINADO –

Dejar una respuesta