Decorar dormitorios infantiles, puede convertirse en toda una gran aventura. Escoge el tema o el color protagonista y listos para decorar ¿Qué te parece?

bebe
Fuente: Family O’Abé

Basarte en los colores, es una gran idea. Aquí te dejo con algunos ejemplos como el color rojo, el rosa o el verde manzana. Recuerda que los colores fríos, ayudan a tranquilizar el ambiente, mientras que los colores cálidos, acentúan la energía.

Colores cálidos para decorar

Los colores cálidos, como el rojo, el naranja o el amarillo aportan ambientes llenos de energías. De aquí, a que se diga que son colores más idóneos para decorar otro tipo de espacios. Pero esto no significa que no se puedan aplicar en dormitorios infantiles.

Colores fríos para decorar

Por contra, los colores fríos como el azul o el verde son perfectos para crear ambientes totalmente relajados. Puedes ponerlos, sin problemas en dormitorios infantiles, en zonas de estudio o trabajo y/o en el baño.

Dormitorio en color azul

Combina este color con el blanco o el verde, quedará un espacio precioso. También tienes la idea de escoger diferentes tonalidades de azules, dará un aspecto precioso. Eso sí, si escoges un color azul oscuro… y lo combinas con blanco, puede que el resultado final quede de marinerito.

Dormitorio en color rosa

dormitorio
Fuente: PublicDomainPictures

El rosa para princesas o para las niñas, aunque no tendría por qué ser así… está muy extendido que este color esté más dedicado a las pequeñas princesas de la casa. Una habitación en rosa palo y blanco, queda preciosa. Este color también lo puedes combinar con grises o azules claros. Puedes utilizar los rosas más vibrantes, como pinceladas o en alguna pared, pero no de forma excesiva.

Si eres una gran amante del color rosa, no te cortes y crea una habitación preciosa para tu hija en este color. Tienes muchas posibilidades de crear zonas de ensueño y de mucha fantasía. ¿Qué te parece este color?

Dormitorio en color verde

dormitorio
Fuente: anonymous to you

Al igual que el azul, el verde aporta serenidad y calma ¡tu hijo/a dormirá de lo más a gusto! Busca muebles, complementos o ropa de cama en este color. Si quieres utilizar una tonalidad más vibrante, ten cuidado de no ponerla justo enfrente de la cuna o la cama. Procura utilizar las tonalidades más vibrantes, en otros puntos de la habitación.

Por lo demás, hay muchas cosas que puedes conseguir en un bonito verde manzana… creo que esta es la tonalidad que más me gusta de todas. Por ejemplo visillos para la ventana, mantas o sábanas para la cuna. Los baúles o muebles contenedores, lámparitas u otros complementos.

Dormitorio en color amarillo

dormitorio
Fuente: Jim Champion

Si es claro, me encanta para decorar la habitación de un bebé. Este color pertenece a la gama de los cálidos. Pero si lo utilizas adecuadamente, además de dar alegría al ambiente, parecerá que el verano o el sol ha invadido la habitación. Juega con líneas verticales en la pared o simplemente coloca un papel pintado. Busca materiales en este color y verás qué bonito queda todo.

Dormitorio en color rojo

Este hermoso color, es perfecto para dar un toque vibrante en cualquier espacio. Si es para la habitación de tu hijo o tu bebé, no pongas una pared roja justo delante de su cama o cuna. Puedes ponerla alrededor. Luego busca un color para combinar, además procura utilizar juguetes, complementos y ropa de cama en este color. La idea no es que toda la habitación sea roja, sino que tenga un equilibrio precioso entre varios colores.

Incluso, si es demasiado, puedes poner todo el dormitorio en color blanco o un gris claro y luego completar con algunas cosas en color rojo. De esta manera estarás buscando algo de contraste al espacio y no llenándolo de rojo.

La verdad es que es coger un color o tener claro, cuál quieres que domine la habitación es un punto a tu favor, para no perderte en el mundo de los colores. Lo suyo es tener claro si va a ser niño o niña y, a partir de aquí organizar el espacio en consecuencia.

En las tiendas y más las especializadas en cosas para bebés, disponen de artículos, muebles, complementos y mucho más en diferentes colores. Solo tienes que buscar las mejores combinaciones y seguro que la habitación quedará preciosa. Y, si no puedes gastar mucho, prueba a comprar lo básico y luego pintar tu misma el espacio o bien añadir elementos decorativos hechos con tus manos.

Esta última idea, es buenísima. Puedes personalizar el espacio como quieras y de manera muy económica. Seguro que ya se te han ocurrido miles de posibilidades, así que ponte manos a la obra y lista para hacer de los dormitorios el mejor espacio para tus hijas ¿Qué te parece estos colores para decorar? ¿Cual es tu color favorito?

Dejar una respuesta