Después de disfrutar del parto y de la emoción de ver a nuestro bebé comienza una etapa en donde deberemos enfocarnos en su cuidado, la lactancia y reponernos. Para eso necesitaremos estar tranquilas, en calma, y lo más estable que podamos psicologicamente. Es una etapa en donde podemos sentirnos angustiadas, una etapa difícil que seguramente pasará. Por eso hoy te daremos 6 puntos claves para tener en cuenta en el posparto.

Punto 1: cuidado de la mamá

Pautas tener en cuenta en el posparto
Fuente: Carolina Llano

Es normal que después del parto la madre esté cansada, dolorida, al mismo tiempo que eufórica por la llegada de su bebé. Esta nueva situación deberá ser tomada con la mayor tranquilidad posible. Lo ideal sería no recibir visitas durante las primeras horas, en esas primeras horas se debe preservar la intimidad para los padres y para el bebé, es el momento para descubrirse, para disfrutar de ese gran impacto emocional que se genera con la llegada del bebé.

Después de esas primeras horas las visitas pueden empezar a llegar, pero de manera regulada y establecida en base a como se siente la mujer, su llegada deberá ser tranquila, estando un corto lapso de tiempo.

Si mientras estás en el sanatorio, hospital o centro de salud tienes pensado recibir una gran cantidad de visitas lo ideal será dejar al bebé en la nursery ya que los ruidos y las conversaciones impedirán que duerma plácidamente. Además la mamá también necesitará descansar para reponer fuerzas.

Punto 2: observar el comportamiento del recién nacido

Pautas par tener en cuenta en el posparto
Fuente: Carolina Llano

En los primeros meses de vida el bebé dormirá gran parte del día, sólo se despertará para alimentarse. Frente al aprendizaje y a los estímulos nuevos el bebé se sentirá muy cansado. Por esa razón lo mejor es dejar lo más tranquilo posible al pequeño. Cuando notes que está inquieto o molesto lo mejor es quitarle su ropita y ponerlo en contacto con la piel de la mamá, abrazándolo, esto le permitirá simular lo que sentía cuando estaba en la panza de su mamá.

Cuando estén en su cunita debemos arroparlos de forma ajustada y contenida, esto también ayudará a que estén más tranquilos. No será necesario sacudir al bebé mientras se lo pasea por la habitación, esto generará que se ponga más nervioso y ansioso. Lo que se debe hacer es arrullarlo de forma suave, o estar sentada sosteniéndolo.

Los bebés muy pequeños se calman cuando succionan algo (el dedo o el chupete), esto es conocido como succión no nutritiva En muchas de estos momentos intentar darle la tela puede resultar contraproducente.

Punto 3: el estado de ánimo

Pautas para tener en cuenta en el posparto
Fuente: Carolina Llano

Es normal que la madre que esté atravesando la etapa puerpérea se sienta cansada, agobiada, por momentos angustiada. Al mismo tiempo deberá hacer cientos de cosas, muchas de ellas muy nuevas para ella, por eso es muy importante que los seres queridos estén cerca de ella, que traten de comprenderla y ayudarla para que puedan transitar ese momento tan especial.

El cuerpo de la reciente madre se sentirá muy cansada por el sobrepeso que tuvo durante el embarazo, además de tenerse que recuperar del esfuerzo del parto. Por eso las mujeres que hayan atravesado un momento tan especial requerirán de un tiempo para recuperarse. Si la madre se encuentra bien contenida y acompañada el tema del posparto se resolverá al cabo de unas semanas de manera espontánea.

Punto 4: cuidados de la lactancia

Pautas tener en cuenta en el posparto
Fuente: Pablo Contreras

Es muy importante que la madre esté preparada para el momento de la bajada de leche, generalmente es abrupta y por esa razón puede provocar dolor y endurecimiento de los pechos. En el caso de las madres primerizas puede ser toda una sensación nueva, pero no deben tener miedo, existen ciertos truquitos para que esa molestia se calme y desaparezca.

Si la mamá se saca un poco de leche un poco antes de la mamada la presión y el dolor disminuirá con las succión del bebé. Otra buena medida, cuando te das una ducha, dejar caer agua calentita sobre el pecho. Si tienes dudas acerca de la mejor manera en que debes colocar al bebé en el pecho seguramente las enfermeras y las puericultoras te darán los mejores consejos prácticos.

Los primeros días de vida del bebé la cantidad de leche producida puede ser mayor en base a la demanda, en esos casos los mejor es sacarla manualmente. Recién a los 15 días (aproximadamente) la mamá comenzará a producir unicamente la cantidad de leche que el pequeño requiere.

Punto 5: el papel del padre

Diferentes tener en cuenta en el posparto
Fuente: Pablo Contreras

El papá ocupa un rol muy importante, desde hace algunos años ellos pueden participar de manera activa en el parto, conteniendo a la mamá y dándole la bienvenida al mundo a su hijo. Es un momento inigualable que si tienen la posibilidad vale la pena vivir.

El tiempo de internación en el sanatorio también es un momento para que el hombre empiece a afianzar su nuevo rol, por eso reiteramos la importancia de tener las primeras horas a sola, con la mamá y el bebé.

Cuando la angustia aparezca recuerda que esta es sólo una etapa de tu vida y enfócate en el momento tan importante que estás atravesando, la vivencia de haber traído vida al mundo, algo muy especial que nunca se olvidará.

 

Dejar una respuesta