-

5 trucos para crear tu banco de leche materna

Son muchas las parejas que este año han decidido quedarse embarazadas dada la situación social que estamos viviendo actualmente. Es por esto que han nacido muchos bebés a finales de este 2020, y los que quedan por venir para principios de 2021. Como madres, uno de los temas que más nos preocupa es el de la lactancia materna, ya que cerca del 80% dedice dar el pecho.

“La leche materna es poderosa, está cargada de agentes que previenen al bebé de infecciones, además de la hormona de crecimiento, glóbulos blancos… Proporciona al bebe una gran inmunidad, protección, y el aporte perfecto de nutrientes que necesita para el óptimo desarrollo de sus órganos”, explica Paula Camarós, matrona y fundadora de Baby Suite, centro para la maternidad de referencia en España. “A muchas madres les resulta difícil conciliar la lactancia materna con su vida laboral ya que ésta acaba siendo a demanda, sin tiempos ni horarios. En estos casos, la extracción de leche será esencial para las madres que deseen continuar con la lactancia más allá de los primeros meses, ya que es muy útil para crear un banco de leche materna que permita al bebé tomar su leche cuando lo necesite”, concluye.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y la complementaria hasta los dos años. Sin embargo, según el ‘Barómetro Elvie España: La lactancia según las madres y la sociedad’, sólo el 36% de las madres españolas dan el pecho durante más de seis meses. El Barómetro mostró que el 19% de las madres españolas dejan de dar el pecho a los 3 meses, pero la mayoría (58%) de las madres españolas dejan de hacerlo a los 6 meses por razones sociales y por su reincorporación al trabajo.

También te puede interesar:
La crisis de los bebés en la lactancia

La vuelta al trabajo tras la baja de maternidad dificulta continuar con la lactancia materna. En España, desde enero de 2021, el permiso de maternidad y paternidad corresponde a 16 semanas para cada progenitor, más 15 días naturales opcionales de permiso de lactancia acumulados a solicitar por uno de ellos. De hecho, el 70% de las mujeres españolas dicen que les hubiera gustado seguir amamantando durante más tiempo si hubieran tenido más facilidades para ello.

También te puede interesar:
60 claves para amamantar con éxito (XI)

Una opción para las madres que quieren seguir dando el pecho cuando vuelven al trabajo es usar un sacaleches, como Elvie Pump, para crear un banco de leche. Se trata de un almacén de leche materna, lo que significa que los bebés pueden seguir recibiendo su leche materna cuando son alimentados por otras personas (por ejemplo, los abuelos, la pareja, o la niñera).

Cinco trucos para hacer tu banco de leche materna

  1. Resulta fundamental promover que el recién nacido comience cuanto antes a tomar pecho, preferiblemente al nacer, para estimular el pecho y favorecer que la leche materna suba (suele tardar unos dos días aproximadamente) y mientras tanto que el bebé vaya tomando el calostro (el primer tipo de leche materna que produces tras dar a luz y conocido como oro líquido para el bebé).
  2. Durante los primeros tres meses es cuando generamos más leche materna, ya que esta se va generando por demanda, y es durante estos primeros tres meses cuando el bebé toma pecho más a menudo. Durante este periodo podemos comenzar a hacer acopio de leche materna y guardarla para una futura lactancia en diferido. No lo dejéis para el último momento.
  3. Tras los primeros tres meses, debemos seguir estimulando el pecho para que siga generando leche materna, aunque muchas mujeres notan que su producción desciende. Esto se debe a que las tomas del bebé se espacian más en el tiempo. Una de las formas para seguir estimulando el pecho es utilizar un sacaleches, como por ejemplo Elvie Pump. Con esto, se extrae la leche del pecho directamente en un recipiente y podemos dársela al bebé durante los próximos días manteniéndola refrigerada, o congelarla en bolsas de almacenamiento más tarde.
  4. Una vez extraída la leche materna se debe congelar en bolsitas específicas para ello. Lo ideal es medir la cantidad antes de introducirla en la bolsita para apuntarla en la misma. Recomendamos llenar más bolsitas con menos cantidad, ya que una vez descongelada, el bebé debe tomarla y si no se tiene que tirar, no pudiéndose utilizar para otra toma ni volver a congelar. También recomendamos indicar la fecha de extracción en la bolsa de almacenamiento para utilizar primero las más antiguas.
  5. Para descongelar la leche materna, se puede cambiar del congelador a la nevera o al exterior, o descongelar directamente bajo el grifo de agua caliente. Otra opción es al baño maría.
También te puede interesar:
Postparto: Cómo recuperar la figura paso a paso
También te puede interesar:
¿Qué es la mastitis?

Hasta el momento, los sacaleches eléctricos hacían ruido, implican llevar un cable que lleve la leche materna desde el pecho hasta un recipiente adecuado, pero la tecnología femenina ha evolucionado y hoy en día existen nuevos e innovadores sacaleches.

Lo último...