Comunicarte con tu hijo es algo que debes aprender, no lo dejes ya que es algo importante para el futuro de la familia. Hoy os dejo seis consejos para aprender a relacionarnos y comunicarnos con nuestros hijos, espero que os sirvan de ayuda.

Comunicarte con tu hijo de forma afectiva será uno de los puntos fuertes. De esta forma además de abrazos y besos, también hemos de escucharles con atención y cuidar que la opinión del pequeño también parezca importante para la familia. Así nuestro hijo se sentirá aceptado, querido y escuchado.

Es segundo consejo que os dejo es buscar una armonía emocional – espiritual. Con esto me refiero a los gritos que pueda haber en casa, las discusiones… intentemos comunicarnos todos con calma, así nuestro hijo crecerá en un entorno bien equilibrado.

madre hablando con su hijo

Esto implica un tercer consejo, no dejes que el estrés te consuma. Esto lo perciben los niños, intenta reflexionar, respirar hondo y calmar tus nervios. Si necesitas ayuda siempre puedes acudir a un especialista. Sed sinceros con vosotros mismos y tratad de enfocar los problemas con otra mentalidad. De esta manera estaremos más relajados en casa y podremos atender mejor a nuestros hijos.

Otro consejo que os dejo es expresar a tus hijos el cariño que les tienes, pero además de besos y abrazos también con palabras y hechos. Escúchale y expresa lo mucho que significa el que forme parte de la familia, que se sienta parte fundamental de la misma.

El penúltimo consejo que os doy es que el tiempo que paséis con vuestros hijos sea de calidad. Busca actividades al aire libre o una sesión de películas que les guste. Prepara algo que les encante comer… en definitiva busca tiempo libre para ellos, juega y prepara un día inolvidable tomando en cuenta las cosas que tu hijo diga.

Por último un consejo muy importante es no invadir la vida de tu hijo. Llegará un momento que sea auto suficiente, has de animarlo y no mimarlo. Deja que tu hijo sienta que tienes confianza en él, pero esto no implica que sepamos un poco lo que ocurre en la vida del pequeño. Si logras tener una comunicación fluida desde pequeño, todo será mucho más fácil.

foto: prekandksharing

Dejar una respuesta