El acné durante el embarazo es muy habitual, aunque cada mujer es un mundo y cada embarazo, otro. ¡Aprende a combatir el acné para que no te lleve por la calle de la amargura!

Acné durante el embarazo
Fuente: iMujer

Por todos es sabido que durante el embarazo, las mujeres sufrimos muchos cambios hormonales, algo lógico debido a nuestro estado y todo lo que sucede dentro de nuestro cuerpo. Todos estos cambios afectan también a la piel, y entre ellos está la aparición de acné.

El acné durante el embarazo afecta de manera diferente según cada caso. Por ejemplo, las mujeres que ya tenían acné antes, pueden notar que empeora o mejor durante los meses de gestación. A cada una le puede afectar de manera diferente y no tiene que ver su historial con el acné hasta el embarazo.

¿Por qué aparece el acné durante el embarazo?

El principal motivo de la aparición del acné en la gestación son los altos niveles de hormonas andrógenas que circulan por el cuerpo. Esas hormonas estimulan las glándulas sebáceas de la piel, lo que incrementa la producción del sebo, la sustancia grasosa que que genera el acné. El sebo se combina con las células muertas para que las bacterias se multipliquen, bloqueando los poros y creando un ambiente favorable para las erupciones de acné.

¿Cómo será el acné?

Acné durante el embarazo
Fuente: ABC del bebé

Tal y como comentaba al principio, cada mujer padece de manera diferente el acné durante el embarazo. De hecho, una misma mujer puede tener un acné totalmente diferente en dos embarazos. Según el caso, el acné puede ser ligero, regular o severo, y puede aparecer en cualquier momento, tanto al principio como al final o en mitad del embarazo.

¿Cómo se trata?

Hay que comenzar diciendo que el acné no es algo que se pueda prevenir, no podemos hacer nada para evitarlo. Así pues, es un problema al que podemos ponerle remedio una vez que aparece, y solo eso ya es de agradecer, que no todos los problemas tienen solución. Veamos algunos trucos muy eficaces para combatir el acné durante el embarazo:

  • Lava la zona afectada dos veces al día con un jabón suave o un producto que sea ligero.
  • Cuando te limpies la cara no utilices toallitas húmedas, o al menos no las pases mucho tiempo, ya que pueden irritar la piel y hacer que el acné vaya a peor. Lo mejor es utilizar tus propias manos con suavidad.
  • Al secarte no te pases una toalla por la cara, lo mejor es que vayas dando golpecitos, como frotando suavemente.
  • Si utilizas crema hidratante o humectante, es importante que entre sus componentes no haya ningún tipo de aceite.
  • Algo muy habitual con el acné es ir a explotar o apretar los granitos, pero eso es lo peor que puedes hacer. No solo se puede agravar el problema sino que pueden quedarte cicatrices.
Acné durante el embarazo
Fuente: Tipsalud
  • Si te maquillas, elige productos que estén elaborados a base de agua en vez de aceite. En la etiqueta debe poner que son no comedogénicos, lo que significa que no tapan los poros ni fomentan los brotes de acné. Debes quitarte cualquier producto de maquillaje antes de acostarte.
  • Antes de utilizar cualquier loción o crema, consulta con tu médico para saber si en tu caso es recomendable. En las farmacias hay muchos productos que te ayudan a tratar el acné, pero algunos pueden contener ingredientes que no son seguros durante los meses de gestación. Revisa bien cualquier producto antes de comprarlo y aplicártelo.
  • Si tu acné durante el embarazo es muy severo, lo mejor es que acudas a un dermatólogo.

¿Se pueden utilizar medicamentos?

Ya sabes que el consumo de medicamentos durante el embarazo debe estar muy controlado, y en el caso del acné sucede lo mismo. Debes rechazar completamente cualquier medicamento que contenga Accutane, ya que puede causar defectos de nacimiento en tu bebé. Evita también todos aquellos medicamentos que contengan doxycycline, teatracycline y minocycline, que suelen prescribirse para combatir el acné. ¿Qué ocasionan? Por norma general, pueden ser causantes de anormalidades en los huesos y dientes del bebé cuando estén en desarrollo.

Sí resulta segura la prescripción de antibióticos como clindamycin o erythromycin, pero lo más recomendable es que sea tu médico quien te lo recomiende. Nunca tomes ningún medicamento por tu cuenta, aunque veas que es de los seguros, quién sabe si en tu caso no es recomendable debido a tus circunstancias personales.

Por mucho acné que tengas, según aumenta el volumen de la sangre y retienes más agua, la piel adquiere una complexión más saludable y radiante. Sí, es cierto eso que se ha dicho siempre de que durante la fase final del embarazo estamos más guapas que nunca. Y tú, ¿tienes acné durante el embarazo? ¿Lo tuviste en un embarazo anterior? ¿Tienes algún truquito para combatirlo de manera eficaz? ¡Comparte tus experiencias con nosotros!

Dejar una respuesta