Me encantan las adivinanzas, como ya sabéis. Por ello hoy os dejo con unas cuantas para que os vayáis entrenando. Comienza leyendo, pero no llegues hasta la solución, tu también puedes jugar! De todas formas es un estupendo pasatiempo, para estar con nuestros hijos y pasar la tarde jugando.

Si a tu hijo también le gustan las adivinanzas, y ya no te acuerdas demás, aquí te dejo unas cuantas. Así las puedes unir a tu repertorio, espero que te gusten y que les guste a tus hijos. Si quieres aprender unas cuantas adivinanzas más, aquí os la dejo.

ADIVINANZAS:

muñeco

– ¡Adivina, adivinanza! Vino a casa un gran señor. ¡Tic-tac!¡Tic-toc! Cuando llama toca el timbre y es petiso y barrigón. ¡Tic-tac!¡Tic-toc! Tiene dos cuchillos negros y patitas de gorrión. En la espalda tiene llaves y ganzúas de ladrón. ¡Tic tac! ¡Tic toc!…” Claro está, que se trata del reloj

– En una larga abertura, tengo yo mi dentadura y al comenzar a hablar, todas mis piezas se mueven sin poderlas yo parar. Es el piano.

– Es una vieja con un dorado diente que llama a toda la gente. La campana.

– Tengo femeninas formas, cuando mis cuerdas tocas, la música brota. Es la guitarra.

– Si preguntas por mí en la selva, te dirán que soy el rey. Si preguntas al revés, te dirán que soy Noel. Es el león.

– Sal al campo por las noches, si lo quieres conocer, es señor de grandes ojos, cara seria y gran saber. Es el búho.

– Lento me dicen que soy, pues con mi casa acuestas voy. La respuesta es caracol.

– Es la reina de los mares, su dentadura es muy buena, y por no ir nunca vacía, siempre dicen que va llena. Es la ballena.

foto: buzzle

Dejar una respuesta