Adornos para la cabeza de los bebés: 4 peligros a los que puede exponerse

Es importante ponerle adornos que no ejerzan presión en el cráneo.

Hay muchas madres que cuando tienen una niña les gusta poner adornos en su cabecita como lazos, cintas, diademas, pero la mayoría no conoce que el uso de estos accesorios puede ser muy peligroso. En realidad, podrían representar un peligro para la vida del bebé sobre todo durante el primer año de vida.

Estos adornos se han incrementado desde la aparición de los baby shower, fiesta que está muy de moda en todo el mundo para celebrar la llegada del bebé, a partir de allí las diademas, los turbantes y las cintas en la cabecita del bebé se han visto mucho más, porque las familias quieren que todo el diseño de la fiesta vaya acorde con los niños.

¿Por qué no deben usar adornos en la cabeza los bebés?

baby 215303 960 720

La Academia de Dermatología Española explica que la gran mayoría de los recién nacidos tienen una curvatura hacia adentro del punto blando arriba de la cabeza lo que popularmente se llama «mollera», su nombre es fontanelas hundidas.

En el nacimiento los huesos del cráneo no están unidos de manera firme, ello permite cambiar de forma a la cabeza al atravesar el canal de parto, luego de los 19 meses de nacimiento los huecos se cierran por completo.

Los expertos explican que si durante los primeros meses de vida el bebé se le somete a una presión continúa en los huesos del cráneo podrían deformarse o soldar de forma errónea.

Por esto es peligroso el uso de esos accesorios ya que pueden fomentar esa presión en el cráneo del bebé. Se estima que en promedio los bebés pasan al menos 4 o 5 horas con esos adornos en su cabecita lo que tiene consecuencias en su desarrollo.

Peligros de usar estos adornos en la cabeza del bebé

Los adornos con perlas, lentejuelas en la cabeza del bebé puede ocasionar asfixia si se traba algún elemento.

Riesgo de asfixia

Algunos adornos como diademas que contengan para su decoración flores, cuentas, lentejuelas, perlas, etc, puede ser el resultado de que el bebé se ahogue si con las manos toma cualquiera de ellas y se la lleva a la boca.

Es fundamental asegurarte de que los adornos que coloques en la cabeza del bebé no contengan piezas que puedan ser un riesgo.

Insomnio

Muchos bebés pueden sentirse irritables e intranquilos al momento de dormir y desarrollar insomnio infantil debido a que el uso de adornos en la cabeza puede ocasionar una hipersensibilidad epidérmica.

Pérdida de cabello

La Academia de Dermatología Española recomienda a los padres evitar el uso de adornos como las o cintas y bandas al menos durante los primeros dos años ya que aumentan el riesgo de daño capilar, alopecia por tracción e inflamación del cuero cabelludo.

El pelo del bebé suele ser frágil y delicado por lo tanto hay que prestar un cuidado especial a su cuero cabelludo para evitar que las hebras se rompan y se debiliten.

baby 1323756 960 720

Reflujo

Los síntomas del reflujo gastroesofágico se incrementan debido a la presión que ejercen estos adornos como bandas y cintas en el cerebro del bebé. Ejercen presión sobre el nervio vago, que es el encargado de regular las respuestas motoras del intestino.

Se ha demostrado que comprimir con frecuencia tener este nervio aumenta el riesgo de padecer reflujo, puede provocar acidez estomacal y problemas digestivos.

¿Nunca podré ponerle adornos en la cabeza a mi bebé?

Esta decisión es completamente tuya como todo lo que tiene que ver con tu bebé. No obstante, si en algún momento decides que el bebé lleve adornos para la cabeza, te recomendamos los siguientes consejos:

  • Coloca cintas para la cabeza que sean suaves con una cantidad mínima de elástico para que no provoque contracción ni presión.
  • Utiliza otro tipo de adornos complementarios como mariposas, broches, pellizcos, pero lo debes hacer cuando el bebé no ha desarrollado la psicomotricidad fina como para poder quitárselos, por supuesto debes vigilarla todo el tiempo.
  • Usa ese tipo de accesorios en la cabeza del bebé solo en ciertos momentos, cuando salen de paseo, o si tienes algún evento importante, evita usarlos todo el tiempo.
  • Algunos especialistas aconsejan el uso de estos accesorios solo a partir de los 6 meses. Antes de tomar una decisión también puedes pedirle a tu pediatra su consejo especializado.
  • No utilices ningún tipo de accesorio en la noche. Tengamos en cuenta que de día tenemos la posibilidad de estar vigilando al bebé, evitando que se lleve los elementos a la boca. Pero en la noche, no habrá manera de observar lo que pueda estar haciendo.
  • La cabecita debes dejarla libre mientras duerme, a ella no le molestará ningún objeto, dormirá mejor, y tú también podrás estar tranquila y evitar cualquier tipo de riesgo innecesario.

Ahora que conocemos las consecuencias que tienen las diademas, los turbantes, lazos, tenemos que buscar adornos del pelo que no ejerzan tanta presión sobre la cabeza de nuestros bebés porque ante todo lo más importante es la salud.

Fotos: Pixabay.

Ir arriba