- Patrocinador -

Álbum de fotos para el primer año de tu bebé, ¿cómo hacerlo bien?

- Patrocinador -

El primer año de vida de una persona es algo de lo más especial, sobre todo para sus padres. Son esos primeros doce meses en los que el pequeño empieza a entrar en contacto con el mundo, a descubrir todo lo que le rodea y empezar a construir los primeros pilares del resto de su vida. Por supuesto, para los padres son todo un año de ocasiones de lo más especiales que quieren inmortalizar. De ahí que muchas familias se planteen dar forma al primer album de recuerdos del bebé.

Construir un buen álbum para el primer año de un bebé es algo que ha pasado de moda a ser algo completamente normalizado. Cada vez más familias apuestan por hacer algo así, por guardar un recuerdo de su hijo para revisitarlo con el paso de los años o que incluso para que este mismo pueda ver cómo era y lo que hacía cuando apenas era consciente de ello. Sin duda, todo un tesoro a guardar durante todo el tiempo que sea posible, como también a construir con todo el mimo del mundo.

Cómo hacer el mejor álbum de fotos del primer año de tu bebé

Precisamente es con esto con lo que queremos ayudarte. Quieres saber cómo hacer no un buen, sino el mejor álbum de fotos del primer año de vida de tu pequeño. Enhorabuena, vas a descubrir que es algo la mar de sencillo. ¿Por qué? Porque el mero entusiasmo y la ilusión de haber traído al mundo una nueva vida es combustible más que suficiente para que te pongas manos a la obra con todo el cuidado por el detalle posible, con todo el amor que una madre o un padre puede sentir por su hijo o hija.

Le pasa tanto a un padre como a una madre primeriza, y es normal que también haya muchas dudas a la hora de ponerse con él, pero ya lo hemos dicho: es muy fácil. Vamos a dar unas pautas muy sencillas a seguir, aunque gran parte del trabajo recae sobre tus hombros. A fin de cuentas, tú eres la persona que tiene al bebé y la que considera cuál es el mejor camino a seguir con esta creación tan especial y, sobre todo, tan personal.

También te puede interesar:
Los órganos sexuales de los bebés (I)

Elige el formato: digital o tradicional

- Patrocinador -

Vivimos en la era digital y, como tal, tenemos más opciones que nunca a la hora de ponernos creativos. A día de hoy, puedes hacer álbumes tanto tradicionales, en formato libro con sus páginas y fotos pegadas, como digitales, disponibles en formato web o incluso en PDF u otros medios interactivos para conseguir algo distinto. Esta es la primera decisión que debes tomar, escoger entre lo digital o lo tradicional.

Sí es cierto que una cosa no quita a la otra. Hay empresas que ofrecen la posibilidad de elaborar un álbum para bebés en formato digital, del que puedes tener una copia en un USB o en la nube, y después llevarlo al formato físico.

Aun así, es más aconsejable optar por el formato tradicional. Es mucho más artesano y las posibilidades son infinitas a la hora de decorarlo o darle forma. Y sí, el digital también ofrece muchas opciones, pero al final exige tener nociones de diseño que no están al alcance de todo el mundo, o recurrir a plantillas de empresas. Algo bastante frío y poco personal, justo lo que no queremos para este tipo de álbumes.

Decora a tu gusto

Toca dejarse llevar por la creatividad. Piensa en cosas que representen muy bien este primer año de vida del bebé, cosas que os gusten a ti o que incluso le gusten al bebé. Así, podrás irle dando una temática estética al álbum que sea mucho más personal. Como decíamos antes, esto es sobre todo si optas por algo más casero y manual. Si optas por lo digital, echa un vistazo a las opciones que haya en las empresas más conocidas y decántate por la que más te guste.

Si optas por lo manual, experimenta con diferentes formas y materiales, últimamente está muy de moda el toque rústico y más natural, aunque al final todo depende de lo que más re guste y consideres que más representa este primer año. Además, puedes optar por dejar huecos en las páginas para meter las fotos, llenarlas enteras de fotografías, hacer collages… Las posibilidades son prácticamente infinitas.

También te puede interesar:
Truco para sacar buenas fotos a bebés

No olvides llevar siempre una buena cámara encima

Hay momentos que son totalmente irrepetibles, por eso es fundamental que trates de llevar siempre una cámara contigo. En la actualidad es mucho más fácil, los móviles modernos cuentan con unas cámaras integradas que son la envidia de muchas que se las dan de profesionales. Si tu teléfono tiene un buen conjunto de lentes y una resolución elevada, lo vas a tener muy fácil.

Llévalo siempre encima y presta atención sobre todo a esas ocasiones en las que el bebé esté jugando por su cuenta, sin prestar atención a los demás. Es precisamente en esas ocasiones cuando surge la magia, te lo aseguramos. Aunque, por supuesto, no pueden faltar las fotos del primer baño o incluso de su primer cumpleaños. Obviamente, no puede faltar el momento tarta y velas.

Tómatelo con mucha calma

Esto es esencial en todo momento. No tengas prisa por montar el álbum o por sacar las fotos. Esto es algo que abarca un total de doce meses, así que puedes ir espaciándolo tranquilamente mes a mes, mientras vas montando, recortando, fotografiando, imprimiendo/revelando y diseñando tu álbum. Ve construyendo poquito a poco y como te vaya apeteciendo, verás que el resultado queda mucho mejor así que si te ciñes a un plan fijo desde el primer momento.

¡Y no hace falta más! Hacer un álbum bueno del primer año de tu bebé es muy sencillo porque, al final, lo verdaderamente importante es poder inmortalizar esos momentos especiales que se concentran en él. Y no te preocupes, porque los habrá de sobra. Un bebé puede ser una auténtica caja de sorpresas, y vas a poder inmortalizar cada uno de esos pequeños destellos con los que hará especial cada día.

- Patrocinador -

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here