Buenos días amigos, hoy les dejo algunas de las posibles causas de la inapetencia en los más pequeños.

Los niños pueden no querer comer por muchas causas o factores diferenetes. Hoy os dejo solo algunos de ellos, espero que os sirvan.

A veces los niños parece que no quieren comer nunca y que no les hace falta echarse nada a la boca para seguir jugando y jugando..

niña

Los padres nos preocupamos muchos, sobretodo los primerizos.. pues queremos que la alimentación de nuestro hijo sea la mejor.

Hay diferentes causas por la que el pequeño puede sufrir de inapetencia.. si quieres saber algunas de ellas o conocerlas, aquí os la dejo.

Es muy probable que si tu hijo nunca se acaba el plato, consideres que le pones comida en exceso. Recuerda que un niño debe comer una ración que se amolde a su edad, peso y la energía que gasta.

Si tu hijo come poco, pero el médico dice que está sano y lo ves alegre y que juega.. no le des importancia.

Aunque pueda parecer algo grotesco, simplemente deja que el solo vaya adquiriendo las ganas de comer. Eso sí, lo poco que coma por lo menos que sea un alimento balanceado y nutritivo.

Quizás tu pequeño pueda sufrir un problema con el entorno, pude haber muchas cosas que influyan como un entorno un poco agresivo, la falta de cariño o incluso el nacimiento de un hermano puede llevar a que el pequeño quiera llamar la atención.

Comer desmesuradamente no es bueno para nada, un niño que haga eso es porque puede tener un problema serio y sin resolver. Esto es ansiedad y hemos de evitar que caigan en ella tan jovencitos.

Si vosotros, los padres de las criaturas, sois personas más bien nerviosas y autoritarias.. esto creará un ambiente tenso.

De esta manera el niño no está tranquilo, no siente afectividad y no tendrá ganas de comer ya que puede convertirse este momento en una fobia. No deseamos que tengan fobia a la comida.

Si tu hijo come, pero lo hace a deshora.. hemos de tomar disciplina en el horario. Si es fuera de hora, nada de comer.. así hasta que llegue a normalizarse este momento.

Por último, el niño puede padecer alguna enfermedad.. y no tendrá ganas de comer. Pueden comenzar a comer mal cuando están convalecientes o poco. No es bueno forzarlos.

Foto: kolcraft

Dejar una respuesta