bebe-comiendooo

Hoy en día se recomienda la lactancia exclusiva hasta los 6 meses. Pero aunque el bebé no necesite otro alimento hay  casos en los que la diversificación de la dieta empieza antes. Si tienes que volver al trabajo, por ejemplo, darle un puré al día quizás te ayude a mantener la lactancia.
En cualquier caso, a partir de ahora empiezas una nueva etapa, co-protagonizada por frutas y verduras con carne.

LOS PURÉS DULCES:

Elige fruta madura: Es más dulce y de más fácil digestión. Aunque hoy en día muchos productos se encuentran todo el año, compra fruta de temporada.
• Prepárala al momento: La frutas pierden propiedades nutritivas y gustativas si se preparan antes de tiempo. Lávate las manos y limpia y retira bien la piel antes de triturarlas.
• Olvídate de las conflictivas: Se trata de posponer las frutas que le puedas provocar reacciones alérgicas, básicamente las exóticas y las rojas.

LOS PURÉS SALADOS:

Elimina los hilos: Quizá queden algunos tras triturar las verduras. No quieras conseguir purés muy finos, retira sólo restos que puedan molestarle.
• Ve con cuidado con la sal: Al principio, si los acepta bien no es necesario que la añadas. Si parece que no le gustan mucho, puedes sazonarlos, pero que sean todavía sosos a tu paladar.
• Añade el aceite al final: Una vez que viertas el puré en el plato, rocíalo con un poco de aceite de oliva, el equivalente a una cuchara pequeña de postre.

Dejar una respuesta