-

Anorexia en el lactante

bebe

La anorexia en el lactante suele ser de causa orgánica, como pueden ser las infecciones. El rechazo de la comida del bebé sólo raras veces revela algún conflicto en su relación con la madre. Cuando el bebé no quiere comer, en primer lugar se debe comprobar con el pediatra que no sufra ningún trastorno digestivo ni enfermedad orgánica.

Cuanto mayor es el bebé, las causas funcionales son más frecuentes. En los primeros meses de la vida los incrementos de peso son bastante fijos y regulares. Llegados los 14-16 meses, el apetito baja sensiblemente ya que la aceleración del crecimiento disminuye y, por tanto, también las necesidades energéticas. Además, a esta edad el niño ya es capaz de desplazarse caminando e investigar todo lo que le rodea. Por ello, la alimentación pasa a un lugar menos importante, a un segundo lugar. Cuando el niño empieza a ser mayor, recomendamos que coma cuando la familia, de manera relajada. Cuando el niño se sienta integrado en la familia, reforzará su autoestima. Para ello, debemos escuchar sus opiniones.

¿Por qué se puede producir anorexia en el lactante?

  • Errores dietéticos durante los primeros meses de la vida.
  • En ocasiones, tras el destete, la modificación de la consistencia y sabor de los alimentos, pueden ser raros para el bebé. Por ello, puede dejar de comer.
  • El niño puede manifestar malestar por la interrupción de la relación íntima que durante la lactancia mantenía con la madre.
  • La pérdida de apetito puede ser por una carencia afectiva por parte de los padres.
También te puede interesar:
Hábitos saludables en los niños (VII)

Al margen de algunos casos excepcionales de anorexia grave se necesitan la ayuda de un psicoterapeuta.

También te puede interesar:
Lugares adecuados para ir de picnic con bebés

Lo último...

Nuevo Bugaboo Bee 6, mas compacto y confortable

El nuevo Bugaboo Bee 6 ya está aquí. Una sillita de bebé que ha sido diseñada para ser más compacta, confortable y fácil de...

¿Qué batidora comprar para hacer papillas para bebés?

Las papillas son muy importantes para los bebés, ya que aportan proteínas y nutrientes, beneficiando su desarrollo. También son una forma de estimular en...

Defensas de los niños: ¿cómo se pueden reforzar?

Para reforzar las defensas en los niños es primordial llevar un estilo de vida saludable, es decir tener buenos hábitos y una dieta equilibrada....

Microespuma, técnica para acabar con las varices sin cirugía

El embarazo suele ser uno de los momentos más maravillosos de cualquier mujer, pero también tiene sus problemas. Uno de los más frecuentes es...

Síndrome de Burnout: lo sufren las mamás agotadas

¿Que sienten las madres que sufren el Síndrome de Burnout o agotamiento extremo? Es más común de lo que creemos y ocurre cuando la persona...
Articulo anteriorTrastornos de la visión
Artículo siguienteGolpes y caídas en el niño