Aquagym: técnica que aporta muchos beneficios durante el embarazo

aquagym-en-el-embarazo.

El aquagym, también conocido como aeróbicos acuáticos o aquafitness, es una técnica de ejercicio popular que consiste en realizar diversos ejercicios aeróbicos y de entrenamiento de fuerza en el agua. Este método de entrenamiento de bajo impacto ha ganado gran atención, especialmente entre las mujeres embarazadas. En este artículo, profundizaremos en los detalles del aquagym, destacando sus beneficios para las futuras madres y sus bebés.

¿Qué es el aquagym?

aquagym que es

El aquagym combina ejercicios aeróbicos tradicionales con movimientos diseñados específicamente para el medio acuático. Se suele llevar a cabo en la parte menos profunda de una piscina, lo que permite a los participantes mantener contacto con el suelo mientras se benefician de la resistencia y el soporte proporcionados por el agua.

Durante una sesión de aquagym, las mujeres embarazadas pueden realizar una variedad de ejercicios, como estiramientos suaves, rutinas aeróbicas, caminar o correr en el agua, y movimientos de entrenamiento de fuerza utilizando la resistencia del agua.

Estos ejercicios ayudan a promover la resistencia cardiovascular, la flexibilidad, el tono muscular y la fuerza en general.

Beneficios que aporta el aquagym

aquagym beneficios

Practicar aquagym durante el embarazo ofrece numerosos beneficios tanto para la madre como para el bebé. Veamos más de cerca algunas de las ventajas que proporciona esta técnica de ejercicio.

Bajo impacto y reducción del estrés en las articulaciones

Ejercitarse en el agua reduce significativamente el impacto en las articulaciones y ligamentos, lo que convierte al aquagym en una opción ideal para las mujeres embarazadas. La naturaleza flotante del agua reduce la presión sobre el cuerpo, minimizando el riesgo de lesiones. Además, la resistencia del agua ayuda a fortalecer los músculos sin causar tensión en las articulaciones.

Beneficia a la circulación y reducción de la hinchazón

La presión hidrostática ejercida por el agua puede favorecer la circulación, reduciendo la hinchazón que a menudo experimentan las mujeres embarazadas, especialmente en las extremidades inferiores. Este efecto ayuda a aliviar el malestar y previene el desarrollo de várices, comunes durante el embarazo.

Mejora de la fuerza y resistencia

La participación regular en ejercicios de aquagym ayuda a fortalecer los músculos esenciales para soportar el peso adicional durante el embarazo. Fortalecer los músculos de la espalda, el núcleo y el suelo pélvico puede ayudar a mantener una buena postura y reducir el dolor lumbar, que es común a medida que la barriga crece. Además, una mejor resistencia cardiovascular puede proporcionar a las futuras madres la resistencia necesaria para el parto.

Mayor equilibrio y coordinación

A medida que avanza el embarazo, el equilibrio y la coordinación pueden ser desafiantes debido al cambio en el centro de gravedad. El aquagym, con su entorno acuático de apoyo, ayuda a las mujeres embarazadas a trabajar en su equilibrio y coordinación, minimizando el riesgo de caídas y lesiones.

Relajación y alivio del estrés

Un entorno acuático tranquilo combinado con los movimientos suaves de los ejercicios de aquagym proporciona relajación y alivio del estrés para las mujeres embarazadas. Las propiedades calmantes del agua contribuyen a una sensación de tranquilidad y bienestar, reduciendo la ansiedad y promoviendo un mejor sueño, que a menudo se ve interrumpido durante el embarazo.

Alivia problemas digestivos e intestinales

Tengamos en cuenta que el movimiento con gravedad beneficia mucho al funcionamiento del sistema digestivo que muchas veces se ve obstaculizado por la presencia del feto.

Precauciones y consideraciones

Aunque el aquagym suele ser seguro para la mayoría de las mujeres embarazadas, es importante consultar a un profesional de la salud antes de comenzar cualquier programa de ejercicio. Algunas precauciones adicionales a tener en cuenta durante las sesiones de aquagym incluyen:

  • Evitar jacuzzis o piscinas con agua demasiado caliente, ya que las altas temperaturas pueden ser perjudiciales para el bebé
  • Usar ropa de baño adecuada que brinde comodidad y soporte
  • Hacer pausas frecuentes e hidratarse durante el entrenamiento
  • Escuchar a tu cuerpo y modificar o interrumpir cualquier ejercicio que cause molestias o dolor


 Palabras finales…

Si vas a comenzar a practicar deporte justo cuando quedas embarazada y antes eras sedentaria, lo recomendable sería comenzar con la educación respiratoria. Por lo que es importante consultar con un profesional antes de realizar el ejercicio. El aquagym es una excelente técnica de ejercicio para las mujeres embarazadas que ofrece una variedad de beneficios físicos y mentales.

Al practicar entrenamientos acuáticos, las futuras madres pueden fortalecer sus cuerpos, aliviar molestias y prepararse para los desafíos del parto. Es una forma muy segura de hacer ejercicios para las mujeres embarazadas, ya que se pueden controlar el nivel de fuerza y tensión que están realizando.

Recuerda siempre consultar con un profesional de la salud ante cualquier consulta y disfrutar de las increíbles ventajas que el aquagym aporta durante esta etapa especial de la vida. Es fundamental la práctica de ejercicio durante toda tu vida, pero en el embarazo te va a ayudar a minimizar el estrés y la ansiedad. Elige el deporte que sea conveniente para ti y practícalo de forma regular.

Fotos: Unsplash y Freepik.


Últimos artículos

Scroll al inicio