-

Asfixia por aspiración: 9 consejos para prevenirla en bebés y niños pequeños

La asfixia se presenta cuando alguien no puede respirar debido a que un juguete, objeto o alimento está obstruyendo la garganta o tráquea y vías respiratorias.

Generalmente la casa de la asfixia en los bebés es causada por la inhalación de un objeto pequeño que han llevado a su boca; como puede ser: un botón, una moneda, parte de un juguete, etc.

El atragantamiento por asfixia se puede prevenir, y el 50% de los episodios lo causan los alimentos.

Ejemplos de riesgo de asfixia

Para prevenir la asfixia debes revisar muy bien sus juguetes.
Para prevenir la asfixia debes revisar muy bien sus juguetes.

  • Alimentos como caramelos, malvaviscos, manzanas crudas, trozos de carne (incluidos pollo y pescado), nueces, zanahorias crudas, guisantes crudos, semillas (incluidos granos de palomitas de maíz), uvas, pepitas y huesos de frutas, perros calientes y salchichas.
  • Artículos para el hogar como monedas, baterías pequeñas, imanes pequeños, las tapas de bolígrafos y marcadores, y joyas.
  • Juguetes y piezas de juguetes como formas de plástico, canicas, ojos de peluches, pelotas de tenis de mesa y globos (desinflados o reventados)
  • Objetos de jardín como guijarros o cualquier otro artículo pequeño.

¿Por qué los bebés y los niños pequeños corren un alto riesgo de asfixia?

Fuente: https://www.todojujuy.com/
Fuente: https://www.todojujuy.com/

  • Tienen menos práctica para controlar la comida en la boca.
  • No siempre mastican los alimentos en trozos lo suficientemente pequeños.
  • Tienen vías respiratorias pequeñas
  • Explora el mundo metiéndose pequeños objetos en la boca.

¿Qué hacer si el niño se asfixia por atragantamiento?

  • Si el niño se pone azul y no puede hablar ni toser, sigue los procedimientos de salud y seguridad de tu organización.
  • Luego, el niño debe ser examinado por un profesional de la salud.
  • Si el niño está tosiendo y puede hablar, debes mantener la calma y animarlo a toser para que elimine el objeto o la comida. Debes concurrir a la sala de emergencias de inmediato o llamar al 9-1-1 si la tos continúa o si el niño tiene síntomas como arcadas, vómitos o sibilancias.
  • Debes explicar al personal de emergencia con qué crees que se atragantó el niño.
  • El niño necesita atención médica inmediata si se asfixia o atraganta con las baterías, los guisantes secos o los frijoles, incluso si parecen estar bien.
  • Las baterías contienen productos químicos fuertes que pueden quemar a un niño si se ingieren. Los guisantes y los frijoles secos se hinchan cuando absorben agua, lo que provoca un bloqueo más completo de las vías respiratorias.
También te puede interesar:
Alergia al polen
También te puede interesar:
Consejos para la seguridad de tu bebé en el salón de la casa (III)

Consejos para prevenir la asfixia en niños y bebés

Fuente: https://www.diariosur.es/
Fuente: https://www.diariosur.es/

Los niños menores de 4 años no deben recibir alimentos firmes y redondos a menos que se hayan cortado en trozos muy pequeños, de menos de media pulgada.

Corta las salchichas a lo largo y corta las uvas en cuartos. Esto cambia la peligrosa forma redonda que puede bloquear la garganta de un niño pequeño y producir asfixia.

Evita dar a los niños pequeños alimentos de alto riesgo, como caramelos duros, nueces, semillas y zanahorias crudas.

Nunca permitas que los niños pequeños corran, jueguen o se acuesten mientras comen.

Trata de mantener las monedas, baterías y otros artículos pequeños fuera del alcance de los niños pequeños en todo momento.

Lea atentamente las etiquetas de advertencia de los juguetes antes de dárselos a los niños pequeños.

Comprueba si los juguetes o las piezas de los juguetes son demasiado pequeños con la prueba del tubo de papel higiénico. Si el objeto pasa a través del tubo, es demasiado pequeño para niños menores de 3 años.

No compres a un niño pequeño juguetes que se venden en las máquinas automáticas. Los mismos no cumplen con la normativa de seguridad y suelen contener partes pequeñas que pueden llevar a la boca y producir asfixia en los pequeños.

Evita llevar medallas, pulseras y pendientes que se puedan desprender. Si llevas algún accesorio que puede desprenderse por accidente, el bebé tendrá riesgo de asfixia en caso de que se suelte alguna pieza sin darnos cuenta.

Importante

Para la prevención de la asfixia debes revisar todas las piezas pequeñas que se lleva a la boca.
Para la prevención de la asfixia debes revisar todas las piezas pequeñas que se lleva a la boca.

Recuerda revisar debajo de los muebles y entre los cojines para buscar artículos peligrosos.
Mientras preparas tu hogar para un nuevo bebé, comienza a entrenar a los niños mayores para que mantengan juguetes peligrosos en el área designada para «piezas pequeñas». Siempre supervisa a los niños cuando estén jugando.

También te puede interesar:
Los niños españoles rechazan la alimentación
También te puede interesar:
La higiene genital después de dar a luz

Por supuesto, el hecho de tener la casa a prueba de niños no puede sustituir a la supervisión del niño por parte de un adulto, la mejor forma de impedir posibles lesiones en la población infantil.

A fin de cuentas, tocar, agarrar, trepar y explorar el entorno de otras formas son las actividades que permiten desarrollar tanto el cuerpo como la mente de los niños. Por lo tanto, debemos estar siempre atentos a lo que hacen, es la manera de cuidarlos, amarlos y prevenir cualquier accidente en el hogar.

Fotos: Pixabay.

Lo último...