Cómo bañar al bebé si llora en el agua: 7 claves para lograrlo

Al momento de bañar al bebé debes estar calmada y con paciencia, recuerda que siente tus emociones.

Bañar al bebé es una manera ideal de comenzar o terminar el día, además de ser un requisito indispensable para la higiene, un buen baño relajante lo calmará y hará que duerma cómodamente. Sin embargo, a los bebés no les gusta bañarse todo el tiempo, y puede haber varias razones por las que se resista y llore mientras lo haces. Al bañarlo puede llorar por varias razones:

  • Tu pequeño puede estar haciéndote saber (¡en voz alta!) que tiene frío. O puede que odie mojarse la carita o lavarse el pelo con champú.
  • Luego está el paso a la bañera grande. Algunos niños pequeños tienen dificultades para hacer la transición de la bañera pequeña a la bañera más grande.
  • También hay miedo al agua, que aumenta cuando se lavan los ojos, los oídos y toda la cabeza. Además, puede ocurrir que estés usando productos de baño que irritan la piel delicada y causan ardores desagradables cuando entran en contacto con los ojos.
  • Los recién nacidos y los bebés también lloran durante la hora del baño cuando tienen hambre, están cansados ​​o se han esforzado demasiado.

El bañar al bebé al principio puede ser algo estresante, pero con el paso del tiempo se acostumbrará, e incluso le gustará.

¿Cómo hacer para que bañar al bebé sea un ritual placentero?

Tengamos en cuenta que bañar al bebé a diario no tiene porqué ser una pesadilla, hay algunas recomendaciones que puedes poner en práctica para que ese momento sea agradable y divertido para el bebé.

Convierte el lugar en un spa para el bebé

strawberries 4110921 960 720

Al momento de bañar al bebé puedes bajar las luces de la habitación. El ambiente tiene que ser tranquilo, sin ruidos ni voces fuertes.

Prepara una bañera cómoda con la temperatura del agua adecuada

baby 799964 960 720

Presta atención a su diseño, el tamaño debe ser adecuado para poder bañar al bebé cómodamente. En cuanto al agua, la temperatura óptima es de 37℃. En caso de duda, un termómetro de agua especial ayudará. No viertas demasiada agua.

Sumerge al bebé gradualmente en el agua

Con la habitación y el baño listos, es el momento de bañar al bebé, no lo pongas con el agua de inmediato, acostúmbralo lentamente al nuevo entorno. Puedes cubrirlo con un pañal y sumergirlo lentamente, primero sus pies, luego todas sus piernas y solo luego el resto de su cuerpo. De esta forma se adaptará mejor al agua.

Coloca algún juguete en la bañera

Al bañar al bebé colocar juguetes en la tina es una gran opción para distraerlos.

La distracción es una gran estrategia al momento de bañar al bebé. Un patito de goma u otros juguetes flotantes coloridos seguramente le van a encantar.

Métete con él en la bañera

Es otra manera muy útil de ayudar al niño cuándo lo vas a bañar. Abrázalo, juega con él mientras lo lavas y verás como no estará más angustiado.

Usa un jabón sin perfume

Irritar la piel sensible de tu bebé cuando lo vas a bañar no es el camino correcto. Hay varios jabones para bebés agradables y perfumados, pero usar un jabón para bebés sin fragancia es el camino a seguir durante los primeros meses. Un limpiador suave que no contenga productos químicos adicionales será seguro y efectivo.

Coloca en almohada de baño para bebés o una bañera especial para ellos

Tu bebé recién nacido será demasiado pequeño para bañar en una bañera de tamaño normal. Es ideal usar una almohada de baño para bebés es muy seguro y cómodo para ellos. Son cojines suaves, diseñados para encajar en un lavabo, es una gran ventaja este método. Los lavabos suelen tener más altura que las bañeras y no tendrás que agacharte tanto cuando lo vas a bañar.

Consejos importantes de seguridad al momento de bañar al bebé

baby 5003752 960 720
  • Nunca lo dejes desatendido ni por un momento. Un bebé puede ahogarse en menos de dos pulgadas de agua.
  • Si vas a arrodillarte junto a la tina, usa un reclinatorio de baño para proteger tus rodillas. Necesitarás sujetar firmemente a tu bebé y un reclinatorio puede ayudarte a estabilizarte mientras sostienes al bebé mojado. ¡Nunca subestimes lo resbaladizo que puede ser un bebé mojado!
  • Si tu bebé es mayor y está en movimiento, asegúrate de usar una tapa para el pico para evitar que se golpee la cabeza con el grifo.

Para finalizar…

Trata de mantener la calma al momento de bañar al bebé, ya que él siente tus emociones cuando estás cansada, molesta o si haces movimientos bruscos. De esa manera el bebé se siente inseguro y expresa sus miedos llorando.

Por lo tanto, como hemos visto, varios factores afectan la comodidad del niño durante el baño. Pero, siguiendo estos trucos puedes hacer que bañar a tu bebé sea más fácil, y antes de que te des cuenta al pequeño le encantará, o al menos no tendrá miedo al momento del baño.

Fotos: Pixabay.

Ir arriba