En Reino Unido los bebés gravemente enfermos tienen más o menos garantizado el acceso a leche materna, gracias a un programa recientemente instaurado para aumentar la red de bancos de leche materna. Se trata de centros donde se recolecta y se conserva la leche de madres donantes. Esa leche se ofrece a bebés que la necesitan y no pueden obtenerla de sus propias mamás.

Actualmente en Reino Unido hay 17 bancos de leche pero el Departamento de Salud de ese país quiere aumentar el número. El aumento de los partos prematuros y las conclusiones de los estudios sobre las repercusiones positivas de la lactancia materna en la salud infantil (menos casos de asma y dermatitis atópica) han generado una mayor demanda de este tipo de leche.

En España, el número de bancos de leche es muy escaso, aunque hay varios hospitales trabajando para crear sus propias unidades. En Palma de Mallorca, el Banco de Sangre y Tejidos de Baleares fue el primero en abrir uno de estos centros en España hace ocho años. El hospital Doce de Octubre, de Madrid cuenta con otros y en Cataluña se prevé otra apertura este mismo año.

Dejar una respuesta