Buenos días amigos! Hoy en este espacio queremos hablar sobre el buen cuidado de la piel de nuestro bebé. Específicamente hablaremos sobre el cuidado que requieren aquellas pieles más sensibles.

La piel de los pequeños es delicada y frágil, se expone diariamente a todo tipo de agentes y su sistema inmunitario se encuentra en desarrollo, por ello has de brindar lo mejor para la piel de tu hijo.
Si notas que tu bebé tiene la piel muy sensible, consulta a un profesional. De todas formas hoy te dejamos algunos estupendos consejos que te ayudarán a cuidar las pieles más sensibles.
Recuerda que puedes bañar a tu bebé todas las veces que sean necesarias, pero hemos de tener en cuenta algunos aspectos importantes como la temperatura del agua.
Recuerda que no ha de estar ni demasiado fría, ni caliente.. los extremos no son buenos, bañaremos al pequeño con agua tibia. 
Si tu bebé tiene la piel sensible, procura que el jabón que utilices sea con PH neutro o bien a base de glicerina. Evita jabones perfumados pues suelen producir sequedad.
Es importante para las pieles sensibles que apliques alguna emulsión o crema hidratante especial para niños, varias veces al día. Hazlo por todo el cuerpo. 
Una vez que hayas bañado a tu hijo, procura que no pase mucho tiempo desde que ha salido del agua para secarlo. La toalla deberá ser suavita, así no le haremos daño alguno. 
Los bebés tienden a tener pliegues en su piel, como brazos y muslos, recuerda tener especial atención en estos ya que hemos de evitar que se queden húmedos.
Con estos cuidados y mucho cariño, verás como no tienes problemas especiales en el cuidado de la piel del pequeño. 

Dejar una respuesta