Las bebidas energizantes, se consumen mucho hoy en día, pues las actividades de la vida diaria, nos lo exigen muchas veces, la falta de fuerza, el cansancio… nos llevan a casi necesitar ese estímulo, sin embargo, a las mujeres embarazadas, les surge la duda sobre este consumo, ya que en este estado, los cambios de alimentación son necesarios. Efectivamente, estos productos, no son nada recomendables para las embarazadas, con esto hemos de llevar mucha precaución y cuidado, pues las contraindicaciones, están puestas en los envasas, pero casi siempre en letra pequeña.

Estas bebidas, están de moda y las tenemos al alcance en cualquier lugar, pero antes de ser consumidas por una embarazada, se ha de pensar en que el embarazo es lo más importante, la salud del bebé y de la madre, son prioritarias ante cualquier capricho y este mismo, se utiliza para no dormir por su aporte de energía y las embarazadas no tienen por qué tomarlo para llevar adelante el embarazo.

Algunos ingredientes de estas bebidas y perjudiciales por lo tanto para la gestación, son los siguientes:

-cafeína. Sustancia que puede producir complicaciones en la gestación, pérdida de este, defectos o enfermedades en el bebé

-ginseng. Aun siendo una planta utilizada por los naturistas, cuando se trata, se convierte en estimulante. Muy  utilizada por los deportistas para aumentar el rendimiento

-taurina.  Esto es un ácido componente de la bilis e indicado para perder peso. No es recomendable ni en el período de lactancia.

En algunos países, se prohíbe el consumo de estas bebidas energéticas a toda mujer embarazada, advirtiendo en el envase con advertencias similares a los paquetes de cigarrillos.

No confundas la bebida energética con la rehidratante, ya que estas últimas, no contiene cafeína, y repone electrolitos y nutrientes de nuestro cuerpo.

Ante la duda, siempre debes consultar a tu médico.

 

Fuente: Wikipedia

1 comentario

Dejar una respuesta