bebe

Los masajes tienen grandes beneficios para todas las personas y son de lo más placenteros. A cualquier persona le relajan y le hacen disfrutar y a nuestro bebé también. Un bebé se beneficia de muchas propiedades de un maseje. Por ejemplo, el niño puede desarrollar más rápidamente la coordinación motora y aumentar sus reacciones musculares, además de favorecer que el bebé sea más receptivo y reaccione mejor al espacio que le rodea. Os contamos, paso a paso,  los beneficios del bebé:

  • El bebé se relaja y puede dormir mejor, siempre y cuando se lo demos antes de dormir. Además, beneficia al sistema muscular. El masaje tiene un efecto relajante y tonificante de la musculatura.
  • El masaje fortalece su sistema inmunológico y lo hace más fuerte. También el circulatorio.
  • Es muy recomendable dar masajes durante los primeros meses para evitar los cólicos ya que los masajes benefician al sistema digestivo.
  • Contribuye a desarrollar el sistema respiratorio ya que equilibra los niveles de oxígeno
  • Potencia el desarrollo de su sistema neurológico. Facilita el proceso de mielinización.
  • Favorece el sistema endocrino. Reduce las hormonas causantes del estrés.
  • El bebé se siente querido por sus familiares ya que les están haciendo algo que le hace que se relaje. Por ello, aumenta su autoestima. En definitiva, estrecha los vínculos positivos.
  • Le ayuda a liberar las tensiones, tanto físicas como emocionales
  • Facilita la expresión de sus sentimientos ofreciéndole soporte y contención

Dejar una respuesta