Si quieres ayudar a tu hijo a que desarrolle todo su potencial y creatividad, descubre todos estos beneficios del dibujo y verás que es una actividad excelente para los niños.

Beneficios del dibujo
Fuente: Papás a bordo

Dibujar y pintar son dos de las actividades expresivas más antiguas, algo que puede comprobarse con las pinturas rupestres, por ejemplo. Realizarlas tiene muchos beneficios especialmente para los niños, y al ser algo que les encanta hacer, hay que aprovecharlo para que le saquen el máximo partido tanto al pintar como al dibujar.

Mi niña tiene ahora 22 meses y hace ya unas semanas que empezó a gustarle pintar, aunque lógicamente todavía son garabatos sin sentido. El caso es que empecé a investigar sobre el tema y le estoy fomentando esa pasión por la pintura porque creo que todo lo que aporta es muy positivo. Vamos los beneficios del dibujo que más pueden aprovechar los niños, tanto siendo aún bebés como ya más creciditos.

1. Comunicación entre padres e hijos

En el caso de que el niño pinte o dibuje en compañía de sus padres, algo que sin duda recomiendo, la relación entre ambas partes se fortalecerá. Cuando los niños empiezan a pintar, pronto descubren que es un gran medio de expresión y que se pueden desenvolver mucho mejor que hablando, así que se esfuerzan al máximo para hacerlo lo mejor posible.

Es importante que los padres se sienten a pintar con ellos un ratito, si no puede ser todos los días que sea con cierta frecuencia. Por un lado, se puede “controlar” lo que dibujan, y es que cuando ya saben hacerlo pueden plasmar sus miedos y sentimientos sobre el papel. Será muy divertido poder hacer esta actividad juntos, tanto para los niños como para los padres.

2. Mejora la motricidad

Beneficios del dibujo
Fuente: Tonetart

Para poder pintar o dibujar hay que utilizar lápices, ceras o pinceles, y eso te obliga a regular los movimientos de las manos, coordinarlos para que hagan lo que estás pensando. Gracias a eso, la motricidad mejor muchísimo, y eso beneficia, por ejemplo, en que le será más fácil aprender a escribir, porque ya tiene experiencia con esos movimientos.

3. Aumenta la autoestima

Los niños aprenden muy rápido a pintar, ponen tanta ilusión y esfuerzo que se sienten muy bien consigo mismos cuando ven que consiguen lo que se proponen. Es muy importante que felicites a tu niño cuando te muestra un dibujo, o que si lo ves dibujando le digas que lo está haciendo muy bien y lo animes.

Una gran ventaja que tiene la pintura es que no existe el hacerlo bien o mal, cualquier dibujo es estupendo y sirve para que el niño desarrolle sus habilidades, se entretenga y aprenda.

4. ¡Poderes relajantes!

Sin duda este beneficio es maravilloso, ya que en muchas ocasiones viene muy bien que los niños puedan estar entretenidos y bien tranquilitos. La pintura es relajante tanto para niños como para adultos, ya que al concentrarte en ella puedes desahogarte, volcar tus sentimientos para convertirlos en un dibujo que los reflejen.

La verdad es que poniéndote a pintar te relajas un montón y te olvidas de todo, al menos a mí así me sucede cuando me siento con mi hija a hacerlo.

5. Aprenden a apreciar el arte

Esta ventaja me encanta, porque siempre he tenido claro que es muy importante que los niños le den valor a la lectura y al arte desde bien pequeñitos. En mi caso, a mi niña desde los pocos meses ya le leíamos cuentos, y ahora que ya es más mayor le encanta pasar las páginas y mirar los dibujos.

Beneficios del dibujo
Fuente: Picto Connection

Con la pintura sucede lo mismo, al animarle a que le dedique tiempo, le empezará a gustar e incluso entenderá el esfuerzo que realizan otras personas en sus respectivas actividades.

6. ¡Un mundo de diversión!

No cabe duda que uno de los motivos por los que a tu hijo el encantará pintar es porque se divertirá un montón. Al desarrollar su imaginación y creatividad, los niños se crecen, y eso hace que se diviertan ya que crean sus propias historias y las convierten en reales al trasladarlas al papel.

7. Una terapia muy eficaz

El último de los beneficios que voy a poner, ya que seguro que hay muchos más, es que pintar y dibujar son actividades que sirven como terapia en algunos casos. Tanto en niños como en adultos, se ha utilizado con mucho éxito en niños autistas, ya que uno de sus problemas principales es la dificultad para comunicarse. Gracias a la pintura, logran hacerlo mejor.

Como recomendación final, me gustaría dejar claro que motivar a un niño a pintar, dibujar, hacer un deporte, etc., debe ser para que pueda desenvolverse mejor y desarrollar todo su potencial. Nunca podemos tener como objetivo crear un gran artista ni un futbolista de clase mundial, si lo tiene que ser, lo será. ¿Qué te parecen todos estos beneficios del dibujo? ¿A tus niños les gusta pintar?

Dejar una respuesta