Sobretodo en los meses más fríos, la bronquitis en niños, es más dada. Esta inflamación de los bronquios hay que tratarla para que el niño se recupere rápidamente. Echa un vistazo a los síntomas, causas y tratamiento de la bronquitis para atajarla lo antes posible.

¿Qué es la bronquitis en niños?

bronquitis en niños
Fuente: rasamalaysia

La bronquitis hace referencia a la inflamación de los bronquios. Es una de las enfermedades más comunes o típicas en niños y que más visitas suscitan a urgencias o al pediatra. No hay que dejar esta enfermedad de lado, como un resfriado común. Hay que tratarla para que no desemboque en otras cosas peores.

¿Cuáles son los síntomas de la bronquitis en niños?

bronquitis en niños
Fuente: inbox

Hay diversos síntomas que nos pondrán alerta de que algo no va bien en nuestro pequeño. El más evidente de ellos es la tos persistente acompañada con la dificultad para respirar. También puede haber malestar general y a veces fiebre.

No siempre se tiene fiebre pero si encontraremos al menor cansado, débil y con dificultad para respirar. La tos seca está presente y a veces se puede presentar con náuseas. No obstante el pediatra es quien deberá realizar el diagnóstico.

Tipos de la bronquitis en niños y mayores

bronquitis en niños
Fuente: liip

Existen diversos tipos de bronquitis según la gravedad de la misma. Entre ellas encontramos la bronquitis aguda, la bronquitis subaguda o prolongada, la bronquitis crónica o frecuente y la bronquitis perpetua. 

Causas de las diversas bronquitis

bronquitis en niños
Fuente: healthline

La bronquitis aguda

Generalmente esta bronquitis está causada por un virus y se produce como resultado de una complicación de un simple resfriado o también por una gripe. Después de unos días de resfriado aparece tos seca y persistente. Después se volverá más profunda y con mucha secreción de mucosidad. Esta última aparecerá más densa y puede traer algo de pus.

El moco y la pus pueden ser expulsados con un color amarillento verdoso. Además la bronquitis va acompañada de un dolor localizado detrás del esternón. En este caso a veces el niño puede tener fiebre (o no) y respirar con dificultad. Si escuchamos la respiración oiremos silbidos. Normalmente la enfermedad se cura a los pocos días, pero podrían surgir complicaciones por esto es bueno llevarlo al médico. ¿Quieres saber las consecuencias de la acumulación de mocos en niños?

La bronquitis subaguda

Generalmente esta enfermedad está causada por una infección bacteriana y suele venir acompañada de sinusitis. A veces una bronquitis de este tipo se superpone a una de origen viral. Debemos llevar al niño al pediatra rápidamente.

La bronquitis crónica

Se dice que es crónica cuando los episodios de bronquitis aguda se producen varias veces al año, unas 4 o 5. Generalmente se debe a una constitución alérgica o a problemas inmunológicos en el niño.

La bronquitis perpetua

Generalmente en niños se produce cuando estos padecen de fibrosis quística. Esta enfermedad congénita afecta a los bronquios y también a otros órganos.

¿Cuándo acudir al pediatra?

bronquitis en niños
Fuente: findatopdoc

No debemos dejar pasar esta enfermedad y menos aún en niños. De lo contrario puede desembocar en algo peor aún. De esta manera acudiremos al pediatra cuando vemos que el niño está resfriado, tiene tos y tiene menos de 5 meses.

También acudiremos al médico si la respiración del menor es jadeante, si después del inicio de la bronquitis no hay signo de mejoría en los siguientes días, cuando hay fiebre que supera los 38º C, si junto a la mucosidad hay sangre o bien si el menor sufre de alguna enfermedad pulmonar.

¿Cómo tratar la bronquitis?

bronquitis en niños
Fuente: health

Generalmente a los niños se les suele administrar fármacos broncodilatadores para que les ayude a respirar mucho mejor. Si la bronquitis es de origen bacteriano también se les puede mandar antibióticos a tomar durante 7 o 10 días.

El pediatra le aconsejará beber mucho líquido para hacer que la mucosidad se haga más fluida y sea más fácil de expulsar. Además así podrá respirar mejor el menor.

Seguramente le mandará hacer algunas inhalaciones en casa, para poder respirar mejor. Esto es sencillo pues basta con poner un recipiente con agua hirviendo e introducir algunas gotas de aceites esenciales, como eucalipto por ejemplo. Después el niño deberá inhalar los vapores con una toalla en la cabeza. Deberá hacer esto unas tres veces al día.

El pediatra no mandará jarabe para la tos así que no hay que administrarlo. Recordemos que la tos es un mecanismo esencial para expulsar la mucosidad y por ello no se debe eliminar.

Por nuestra cuenta, deberemos evitar ambientes húmedos. Los humidificadores no son buenos si la bronquitis diagnosticada está relacionada con la alergia a los ácaros. Pues en ambiente húmedos los ácaros se reproducen más rápidamente.

Por último, si el niño padece bronquitis frecuentes es contraproducente que esté recluido en casa. El miedo a que coja esta enfermedad puede llevar a los padres a una sobreprotección. Pero realmente es bueno que los niños jueguen al aire libre pues esto ayudará a que su sistema inmunológico se haga más fuerte. Pero lo que si podemos hacer es que jueguen en espacios que no estén cerca de humos de coches, etc.

Algunos remedios para la bronquitis en niños que podemos hacer en casa

bronquitis en niños
Fuente: medicalnewstoday

Una vez que el pediatra ha diagnosticado al niño y le ha mandado un tratamiento a seguir, podemos optar por complementarlo con algunos de estos consejos. Eso sí, es bueno consultarlo con el propio pediatra.

Una buena idea para combatir y prevenir en la medida de lo posible las infecciones bacterianas, es administrar al niño unas gotas de propóleo diluidas en agua. Esto se puede hacer unas tres veces al día durante tres semanas o cuatro. Sobre todo se puede hacer en el momento en el que haya un mayor ambiente de epidemia de esta enfermedad.

Por último, para favorecer que el moco se diluya podemos hacer una cataplasma de mostaza o jengibre. Para ello mezclaremos una parte de harina de mostaza (o jengibre) con tres partes de harina blanca de trigo. A continuación, añadimos agua tibia hasta formar una especie de papilla.

El siguiente paso es meter la papilla entre dos paños y poned estos en el pecho del menor. Deberemos de tener cuidado que no esté demasiado caliente para no quemarlo.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre la bronquitis en niños? ¿Quieres saber más sobre resfriados en bebés? ¿Quieres saber qué es la gripe estacional en bebés y niños?

Dejar una respuesta