Buenos días amigos! Hoy en nuestro espacio queremos hablarles de una estupenda actividad que pueden realizar con sus hijos.
En un artículo pasado hablamos sobre cómo hacer pequeños, simpáticos y decorativos ratoncitos con cáscaras de nueces.
Hoy queremos invitarles a realizar unos simpáticos búhos con cáscaras de nueces, son perfectos para reciclar las cáscaras y además decorar los espacios de los más pequeños.
Si quieres aprender a hacerlas, tienes que conseguir estos elementos: unas cuantas cáscaras de nuez, algunas pepitas de manzana, ramitas de las manzanas.. es decir los cabos.
Además vamos a necesitar una pistola encoladora o silicona, unos ojos móviles y algo de pintura y rotulador.
Es muy sencillo de hacer, basta con limpiar bien las cáscaras y lueg pintarlas del color que más nos guste. Tienes muchos para elegir, quizás puedas hacer uno de cada color.
Cuando los hayamos pintado todos, deja que sequen bien para poder manipularlos. Una vez transcurrido el tiempo coloca los ojos movibles con la pistola encoladora.
También puedes dibujar el rostro con marcadores de color negro. Para hacer el pico, basta con utilizar una pepita de manzana. Ya verás qué bien queda!
Los rabitos de las manzanas los vamos a utilizar para simular las plumas superiores de los ojos, como si fueran las cejas.
Si sobra algo de los rabitos, puedes hacer las patas con ellos o utilizar más pepitas de manzana.
Para acabar y añadir los efectos de las plumas, da vida al plumaje utilizando marcadores o rotuladores de color negro.
Ya verás que acabado tan chulo! Puedes ponerlos donde quieras, incluso para adornar estas Navidades.

Dejar una respuesta