Café: ¿Los niños pueden tomarlo?

El café en exceso puede ser tóxico para los niños.

El café es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo y los niños han empezado a consumirlo mucho antes de lo recomendado.

La Academia Estadounidense de Pediatría, recomienda que los niños de entre 12 a 18 años de edad podrían consumir 100 mg de al día, lo que sería aproximadamente la cantidad presente en 1 taza preparado (250 ml).  Pero, desaconseja el consumo en los niños pequeños.

Sin embargo, Canadá tiene algunas pautas básicas. Recomiendan los siguientes límites diarios de cafeína:

  • De 4 a 6 años: 45 mg (alrededor de media taza)
  • De 7 a 9 años: 62,5 mg
  • De 10 a 12 años: 85 mg
  • Adolescentes: 85 – 100 mg

Además , la cafeína está presente en otros productos; en el té (48 mg por 8 onzas), refrescos con cafeína (37 mg por 12 onzas), chocolate caliente (10 mg por 12 onzas) y chocolate (10-30 mg por 1.5 oz). También se agrega a una variedad de productos deportivos y bebidas energéticas.

Por supuesto que no existe una regla única, y la edad en la cual puede empezar a tomarlo y dependerá del peso del niño, su personalidad, y cantidad que consuma en otro tipo de alimentos.

Por lo tanto, no es recomendable que comiencen a tomarlo a edades muy tempranas ya que consumen cafeína de otras maneras.

¿Cómo afecta el café a los niños?

Debido a que los niños tienen un tamaño corporal más pequeño, con una cantidad pequeña ya es suficiente para afectar su funcionamiento.

Los niños y adolescentes también están todavía en desarrollo y el impacto de la cafeína en sus sistemas nervioso y cardiovascular no se conoce por completo. Demasiado, puede causar problemas como aumento de la ansiedad, aumento del ritmo cardíaco y la presión arterial, reflujo ácido y trastornos del sueño.

Demasiada es peligrosa para los niños y, en dosis muy altas, puede ser tóxica. Además, es un estimulante que aumenta el estado de alerta.

¿Por qué los padres dejan que los niños tomen café?

Comienza cuando los niños pequeños comienzan a pedir bebidas con cafeína como , porque ven que los padres y los hermanos mayores lo beben; es una bebida de “adultos”. Los padres perciben como inofensivo y en pequeñas cantidades dejarán que sus hijos tomen uno o dos sorbos.

Pero el otro problema con los niños que lo beben, es que tiene poco valor nutricional, y reemplaza algo que debería hacer más completo en cuanto a nutrientes como la leche y el agua. La leche está repleta de calcio y vitamina D, y el agua es un nutriente, fundamental ya que nuestro cuerpo está compuesto entre un 60 y 70% de agua.

También tenemos que tener en cuenta que en las cafeterías lo ofrecen con innumerables formas de condimentar e incorporar calorías a la bebida preferida. Las bebidas con esos complementos incorporados son básicamente un postre.

Tienen espuma, chupitos de jarabes de sabores, batidos, cremas, rociados por encima, lo que agrega una infinidad adicional de azúcares, grasas y calorías extras. Además, las versiones sin azúcar pueden exponer a los niños a los edulcorantes.

El café lo sirven con gran cantidad de azúcar y grasa incorporada.

Investigaciones positivas de beberlo en los adultos, ¿y en los niños?

Cada vez hay más investigaciones sobre los efectos positivos en adultos, incluida la disminución del riesgo de accidente cerebrovascular, cáncer, ciertas afecciones cardíacas, diabetes tipo 2 y enfermedad de Alzheimer.

Los granos contienen antioxidantes y otras sustancias que, según las investigaciones, ayudan a proteger contra las enfermedades.

Sin embargo, actualmente no hay investigaciones que demuestren si beberlo en la infancia podría tener un impacto, ya sea positivo o negativo, en la edad adulta. Se necesitarían estudios a largo plazo para tratar de responder a esa pregunta.

¿Qué debo hacer si mi niño o adolescente ya tiene café incorporado en su dieta?

Infórmate de la cantidad de cafeína que tienen los alimentos

drink 258737 960 720

Tómate el tiempo para conocer el contenido de cafeína en los alimentos y bebidas que está consumiendo. Las etiquetas de información nutricional a menudo no indican la cantidad de cafeína que contiene un producto, pero la cafeína en sí figurará en la lista de ingredientes.

También es importante tener en cuenta el contenido de azúcar y grasa de las bebidas que consume, ya que la mayoría de las bebidas con cafeína tienen ingredientes ocultos desagradables.

Habla con el niño sobre la buena salud y los riesgos del exceso de café

Explícale al niño que muchas de las bebidas con cafeína pueden tener alto contenido de azúcar cómo el instantáneo, y el té helado. También, explícale por qué el azúcar y la cafeína solo deben beberse con moderación.

Anímalo a beber agua y leche

ease 3112727 960 720

Evita llenar el refrigerador con refrescos y bebidas energéticas que no contienen nutrientes. En su lugar convierte en un hábito beber agua y leche baja en grasa, y trata las otras bebidas como golosinas.

Limita el café de la tarde y noche

Beber un café después de la escuela o una beber una bebida energética en la tarde, podría mantener al niño despierto la mitad de la noche. Si van a tomarlo limita en el consumo a la primera mitad del día, o al menos 6 horas antes de acostarse.

Para terminar…

Si los problemas para dormir no se derivan de la ingesta de cafeína, pueden ser causados por la ansiedad que resulta de su consumo.

La falta de sueño debido a la cafeína puede tener un efecto de bola de nieve en su educación y salud mental y física, por lo que es importante identificar y abordar cualquier problema temprano.

Si tienes dudas sobre la ansiedad lo mejor es consultar con un médico, para estar seguros de donde proviene.

Fotos: Pixabay.

Ir arriba