Si eres padre primerizo, seguro que el calendario de vacunas infantiles será una de tus preocupaciones. Sobre esto os comento que lo correcto, después de nacer el bebé, es llevarlo al pediatra en su primera semana de vida (a no ser que la pase en el hospital) de esta forma esperaremos a que salga y luego lo llevaremos al pediatra en esa misma semana.

Esto es importante ya que, además de mirar a tu  hijo, te indicará el pediatra sobre el calendario de vacunas infantiles. Lo suyo es seguirlas al pie de la letra, aunque también debemos saber que algunas tendrán efectos secundarios. Normalmente son bastante comunes y no tienen riesgos, a no ser que veamos que alguno de los síntomas como la fiebre se hace demasiado alta para el pequeño. Si observamos reacciones desmesuradas, ante la vacuna, siempre lleven a su hijo al hospital.

Os recuerdo que debemos vacunar a nuestro bebé en el momento en el que nacen, esto suelen hacerlo en el propio hospital, inyectan una vacuna contra la Hepatitis B. Después durante dos meses, te lo debe comunicar el pediatra, se le van administrando diferentes vacunas contra la difteria, el meningococo… entre otras.

vacunas infantiles

Luego a partir de los cuatro meses hay que administrar otra, después a los 6 meses y a los 15. Luego a los 18 meses también hay que administrar otra vacuna, de aquí pasa a los 4 años, luego a los 11 y por último a los 14 años. Os recuerdo que este calendario hay que seguirlo sin alterarlo. Y recuerda que si, después de administrar la vacuna, tu hijo tiene demasiada rojez o la fiebre es desmesurada, procura llevar a tu hijo al hospital, pero por regla general no tiene por qué pasar nada. También os recuerdo que este calendario se puede mover según las necesidades de tu hijo, ya que pueden ser o no más especiales que las de otros bebés.

foto: abcnewsradioonline

Dejar una respuesta