bebe

Meses antes de que nazca el bebé ya debemos ir preparando la casa para su llegada. Cuando el recién nacido llegue, todo tiene que estar listo para que encuentre el mejor ambiente posible para un desarrollo óptimo. No es necesario una casa muy grande o una habitación de bebé con grandes dimensiones, lo único que hace falta es un hogar acogedor, con precauciones en aquellos sitios que pueden ser peligrosos para él, etc. Para empezar, su habitación lo mejor es que dé al exterior para poder ventilarla.

Sea la época del año que sea, debes ventilar las habitaciones, también las de tu bebé. Con 10 minutos bastará. Si algunos de los papás fuma, debería dejarlo ante la llegada del bebé ya que ésto no será muy sano para él/ella y mucho menos para sus pulmones. La habitación del niño debe tener una temperatura de entre 21 y 22 grados. El calor excesivo no es bueno para los bebés ya que no saben regular su temperatura y pueden sofocarse. La humedad de su cuarto debe estar entre 40 y 50%. Si antes del nacimiento habéis decidido pintar su habitación, utilizar pinturas específicas para niños, sin sustancias tóxicas.

En la cocina las precauciones deben ser máximas. La higiene debe estar muy presente en toda la casa, sobre todo en la cocina. Para suelos y demás superficies donde pueda estar el niño, utiliza un producto eficaz para las bacterias. En el baño, conviene desinfectar todos los días el suelo, el inodoro y el bidet. Cuidado de esconder bien los productos de limpieza en un lugar donde el niño no pueda cogerlo.

Dejar una respuesta