Cuentos para niños

Cuento para niños: El saltamontes triste

El pobre saltamontes se sentía muy desgraciado. En verdad, no le faltaban motivos, pues había nacido con una patita más corta que la otra y no podía saltar como los demás miembros de su especie. En consecuencia, se pasaba días enteros llorando y lamentándose. Grande era el dolor de amigos, familiares y vecinos al ver al saltamontes tan desconsolado. Todos

Cuento para niños: El lobo conductor

Nunca  estamos contentos con lo que tenemos. Ved, si no, el ejemplo de don Lobo, un conductor de autobuses a quién no le gustaba su oficio ni pizca. ¿Resultado? Don Lobo se pasaba buena parte del trayecto chillándo y protestando por las cosas sin importancia. Hacía pagar a con su malhumor a todos los que subían al autobus. —¡Venga, a

Cuentos para niños: La liebre y el elefante

Érase una vez… en un bosque de la India, un elefantito joven que jugaba a menudo con una liebre muy rolliza. A pesar de la diferencia de talla, los dos se habían hecho amigos y se divertían resolviendo extrañas adivinanzas. Un día la liebre le dijo a su amigo: -Según tú, ¿quién es más grande de los dos? Al elefante,

Cuentos para niños: El vendedor de botones

Don Mapache era un artista con sus manos haciendo objetos de adorno. Para ello usaba únicamente botones e hilo. Vivía humildemente pero con alegría. -Tengo un trabajo que me gusta aunque no soy rico, gano lo suficiente  para vivir con dignidad. ¿Qué más puedo pedir? —decía, sonriente. Un grupo de curiosos solía formarse en torno a su puesto de baratijas, y había quien se

Cuento para niños: Cuatro cerditos

Cuatro cerditos iban andando por el campo, muy animados y contentos. Charlaban por los codos y se contaban muchas cosas graciosas. Entre risas y piruetas, el camino se les hacía más corto. Iban a comer a casa de su abuelita.  Ella guisaba de maravilla y ya se relamían los cuatro pensando en las delicias del menú. En esto se encontraron

Cuentos para niños: El buen tiempo y la lluvia

«Nunca llueve a gusto de todos». Así dice el refrán, y la historia que sigue parece darle la razón. Escuchad: Había una linda escuela en un pueblo apartado. A ella acudían dos perritos y dos ranitas. Vivían muy cerca unos de otros y eran buenos amigos. Naturalmente, iban juntos a clase, y con mucha puntualidad. A veces, antes de llegar a la

Cuento para niños: El pelícano ladrón

En aquella clase pasaba algo extraño. Desaparecían lapiceros, gomas, pinturas de colores, cuadernos… ¿ Quién sería el ladrón? Todos los alumnos de la clase se convirtieron, de la noche a la mañana, en expertos detectives que andaban mirándolo todo con lupa. Sin embargo, nadie pudo encontrar la menor pista que condujese al culpable de dichos robos. Un día, en el

Cuento para niños: Serenata a una perrita

El invierno es muy duro y Perrita se ha acatarrado; aunque a ella le gusta salir al jardín y corretear por él, su mamá se lo ha prohibido, porque no quiere que tome más frío. Perrita sufre más por su encierro que por las molestias propias del catarro, pero todos los argumentos que ha utilizado para convencer a su mamá han sido inútiles.

Cuentos para niños: El conejito comilon

Una familia de conejos vivía en pleno bosque y estaba formada por un feliz matrimonio y tres hijitos. Estos se llamaban, respectivamente: Tap, Tep y Tip. El más pequeño de los tres, Tip, tenía fama de comilón en la vecindad. Acostumbraba a irse de casa por la mañana temprano y, cuando volvía, ya había anochecido. Sus padres se sentían inquietos

Cuentos para niños: El perro codicioso

Había una vez… un perro que le robó al carnicero un bistec muy grande. Escapó al bosque para comérselo tranquilamente en la orilla de un riachuelo, cuando vio su imagen reflejada en las aguas. Pero el perro en ningún momento pensó que aquella fuese su imagen: él sólo veía a otro perro con otro gran bistec en la boca. Codicioso

Cuentos para niños: El lobo y el cabrito

Era un cabrito muy inquieto y rebelde, nunca estaba dónde tenía que estar. Siempre andaba buscando la manera de escaparse del aprisco y, claro está, al final lo consiguió. Deseaba ver el  mundo y vivirlo a su manera; no le gustaba la rutina que se veía obligado a llevar junto a sus compañeros de rebaño. Además, aquel puñado de perros que se

Cuentos para niños: La Patita Presumida

Patita es muy bella y esto la hace muy presumida y orgullosa. Cree que siempre se mantendrá hermosa y mira a sus vecinos y amigos por encima del hombro. Les considera indignos de su atención. Por eso, siempre que sale a pasear, vestida con sus mejores galas, levanta la barbilla y mira hacia adelante con gesto desdeñoso. Esta tarde, patita estrena un

Últimos artículos

Scroll al inicio