cochecito-de-bebe

El cochecito de bebé es sin duda alguna uno de los adminículos más característicos y uno de los que a buen seguro más discusiones te provoquen con tu pareja, así que mi consejo más sincero es que planifiques con mucho tiempo su compra, porque es una decisión complicada, y lo es por muchos factores.

El primero de ellos es su precio, no nos engañemos, es un artículo caro, incluso los de gama baja, pero no digamos si te vas a marcas más punteras, porque entonces el precio puede subir hasta los 1.200 € fácilmente, aunque, no te asustes, porque puedes tener uno de gama media por la mitad de ese precio aproximadamente, que 600 € también es una inversión en los tiempos que corren.

Aparte del precio están los modelos de cochecito de bebé en sí mismos, hay de todas las formas, colores y sabores que puedas imaginar, desde los más clásicos que vuelven a estar de moda, con una estética muy retro, los cuales, a forma totalmente personal, no me gustan nada, pero oye, para gustos los colores, hasta otros mucho más modernitos.

El truco, como siempre, es buscar tu comodidad y la del bebé, incluso por encima de la estética, bajo mi punto de vista, los que mejor se adecuan a este principio son los que, para que nos entendamos, “parecen una silla de oficina”, es decir, los que vas empujando desde una posición elevada y se le ve, desde fuera, como si fuera un “respaldo”, en lugar de los que son totalmente verticales.

Aparte del espacio exterior está el interior, aquí hay que buscar la comodidad absoluta del bebé, es decir, busca los detalles y los comprueba los acolchados, tanto inferior como en los laterales, muy importantes, porque el bebé comenzará a moverse antes de que te puedas dar cuenta, y no está de más ponerle una protección para que no impacte su carita con las diferentes barras que recorren el carrito.

Para finalizar, si no estás seguro de querer hacer esta inversión en un carrito nuevo, siempre puedes buscar por los distintos anuncios online sobre cochecitos, porque hay todo lo que te puedas imaginar de segunda mano, y siempre son una buena opción si vamos más ajustados de presupuesto.

Dejar una respuesta