Durante los tres primeros meses de vida del bebe, estarás tan ocupada en el cuidado de tu niño, que no tendrás tiempo ni para cocinar, y si tienes un hueco, a veces estas tan cansada que no tienes ganas, solo quieres dormir.

Pero tendrás hambre, y más si estas amamantando. Necesitaras alimentos fáciles de preparar, y además nutritivos.

Durante los tres primeros meses de maternidad, tendrás que asegurarte de estar alimentándote bien, por tu salud.

Date tiempo para recuperarte físicamente después del parto, y establece la maternidad como prioridad, antes de comenzar cualquier tipo d dieta.

Puede ser que te mires al espejo, y te empiece a dar complejos, pero debes ser amable contigo misma, ya que el embarazo y paro, es una etapa físicamente muy cansada para una mujer, y poco a poco, recuperaras tu figura.

Debes tener en cuenta que el bebe había ocupado una parte de tu cuerpo, los órganos se habían desplazado, los huesos se había extendido, y la hormonas corrían por todas partes.

Deberás tomarte tu tiempo para que tu vuelva a como era antes de quedarte embarazada.

Por ello, durante estos tres primeros meses, no deberías hacer dieta, y lo que debes es comer bien y suficiente, para obtener fuerzas y recuperarte lo antes posible.

Fuente: babycenter

 

 

1 comentario

Dejar una respuesta