bebe

El primer año de vida de tu bebé está repleto de descubrimientos. En esta etapa, empezará a comunicarse con los demás, a relacionarse con su entorno y a controlar su cuerpo. Nosotros, como padres, debemos darle todo nuestro apoyo en esta etapa y acompañarle en la aventura de crecer. La primera etapa de la vida es la etapa en la que más aprendemos y más fácil lo tenemos. Un estudio desarrollado en la Universidad Estatal de Dakota del Norte (NDSU), en Fargo, Estados Unidos ha declarado que los bebés sentados o boca abajo aprenden mejor. Una de las ventajas con la que los niños de seis meses y medio pueden contar  es la habilidad de estar sentados sin respaldo, lo que les facilita alcanzar, agarrar y manipular objetos. Si no tienen que estar concentrados en mantener el equilibrio, su atención puede dedicarse a explorar.

Esto es muy bueno porque una parte importante del desarrollo cognitivo humano que incluye habilidades como el pensamiento, la percepción y la memoria es la habilidad de entender si un objeto que tenemos a la vista es el mismo que hemos vimos antes o se trata de otro diferente. La ayuda a los niños de 5-6 meses a sentarse derechos, son capaces de usar patrones para diferenciar los elementos que les ponemos a su alcance. Ayudar a un bebé a permanecer sentado de una manera segura y con un apoyo adecuado por medio de unas sesiones de entrenamiento, puede ayudarle a acceder a una gran variedad de situaciones de aprendizaje.

En definitiva, es importante que estimulemos a nuestros bebés para poder desarrollar sus sentidos.

Dejar una respuesta