Calmar los nervios, durante alguna de las etapas del embarazo, será necesario. Las hormonas están en pleno auge y tu cuerpo notará muchísimos cambios. Además de tu estado físico, el emocional también se ve “afectado” A veces puedes sentirte cansada, otras eufórica y en muchas ocasiones algo nerviosa.

Si quieres calmar los nervios, hay muchos remedios caseros o ejercicios que puedes hacer. El ejercicio es un método estupendo para relajar todo el cuerpo… además de ponerte a tono y prepararte para el parto. De todas formas aquí te dejo algunas idea que puedes tener en cuenta.

mujer
Fuente: Teresa Rodríguez

Consejos para calmar los nervios

1. Aspiraciones largas y pausadas. Cuando veas que te estás poniendo muy nerviosa, abre la boca y aspira con fuerza. Luego ve soltando el aire poco a poco. Realiza al menos cinco aspiraciones, exhalando el aire cada vez más lento. Verás cómo tu ritmo cardíaco desciende.

2. Doble aspiración. Si estás demasiado nerviosa realiza el ejercicio anterior pero con doble aspiración y exhalación. Sería como respirar dos veces seguidas 1, 2 … y suelta el aire en dos veces 1 y 2… Verás como notas que el aire entra mejor en tus pulmones y el ritmo del corazón baja.

3. Pilates. Realizar pilates o yoga es una gran idea para calmar esos nervios. Apúntate a clase y siempre di que estás embarazada. Así te mandarán los ejercicios correctos. Nunca hagas ejercicios incorrectos para el estado en el que te encuentras.

4. Clases al parto. Es una gran idea que te apuntes a este tipo de clases. Además de ejercitar tu cuerpo, aprender a respirar y ayudarte a relajar el cuerpo, podrás cambiar impresiones con otras mujeres que también están embarazadas.

5. Comprensión y mentalización. Debes ser consciente de que mucho de los nervios puede ser por el embarazo. Además procura hacerte entender y que los demás te ayuden en casa. Procura delegar tareas que tengas pendientes y así tomarte tu tiempo de relax.

¿Quieres calmar tus nervios? ¿Qué otras ideas se te ocurren?

Dejar una respuesta