niño

La educación no sólo se propone enseñar a los niños a defenderse en la vida y a adquirir ciertos conocimientos o hábitos, la educación lo engloba todo. La obediencia es una actitud responsable de colaboración y participación, importante para las buenas relaciones, la convivencia y las tareas productivas. La acción de obedecer es aquella en la que se acatan normas, órdenes, reglas y comportamientos. Con la educación que los padres le des a su hijo, debe aprender a comportarse de manera adecuada. Desde la infancia, se les debe enseñar a que adquieran un sentido crítico que les ayude a conocerse, valorarse e identificarse consigo mismos.

La educación abarca las pautas de socialización, el aprendizaje de las normas, el respeto a los demás, la adquisición de la independencia y autonomía, entre otras cosas. El objetivo de los padres es que sus hijos lleguen a alcanzar una identidad propia, capacitar para saber dar y recibir afecto a los que le rodean y aprender a vivir en sociedad. Todo padre quiere que su hijo sea feliz y en el futuro se convierta en un adulto responsable.

Para educar de manera eficaz a nuestros hijos debemos marcar las reglas en casa. Además, durante los primeros años de vida, los niños desarrollan su creatividad la cual puede crecer o disminuir según los estímulos a los que se sometan. Por ello, es importante que los padres les ofrezcan la mejor educación para sus hijos, que formarán a un adulto capacitado para todo.

Dejar una respuesta