Dormir bien es todo un logro sin estar embarazada, así que en el estado en el que te encuentras es posible que sufras de algunas molestias por la noche. A veces son pinchazos o calambres en las piernas, otras veces son náuseas o simplemente no puedes respirar bien. Dependiendo en el mes en el que te encuentres, la barriguita puede suponer una complicación extra.

Dormir bien puede resultar difícil. Es una buena idea levantarte de la cama. No te obligues a dormir, sino será más complicado. Levanta y da un paseo de 20 ó 30 minutos. Relájate, pasea por la casa. Incluso puedes leer algo o bien escucha música. Cuando veas que te da sueño, acude a tu colchón.

mujer embarazada
Fuente: Teresa Rodríguez

Si te has despertado de madrugada y estás más despejada que de día, piensa que es común tener menos sueños, durante el embarazo. Es una etapa normal, que se irá pasando. A algunas mujeres les ocurre más que a otras. Pero puedes intentar hacer algo para descansar.

Si te sientes incómoda en la cama, procura acostarte de tu lado izquierdo. Esta posición en la cama te va a ayudar a que tu sangre fluya mejor. Esto ayuda más de lo que piensas a tu organismo, durante la etapa del embarazo. Sobretodo es bueno tomar cómo hábito esta costumbre, cuando tu barriguita es más grande.

Para dormir bien durante el embarazo es una gran idea establecer una serie de pautas o rutinas. Puedes pasear un rato antes, tomar algo caliente o que te guste y puedas hacerlo. Busca un horario para irte a la cama, que sea el mismo todas las noches. Además, meditar y relajarte un poco y luego ir a la cama cuando te veas cansada te ayudará bastante. Es importante que no te agobies y que no realices tareas que te suban la adrenalina a media tarde.

Por último si aún así no puedes dormir, a parte de algunos consejos caseros como infusiones, te recomiendo que incluyas la siesta como un hábito más, durante los meses de embarazo. Eso sí, procura que las siestas no duren mucho más de 30 minutos a no ser que no duermas casi nada.

¿Puedes conciliar el sueño con normalidad? ¿Qué consejos podrías aportar?

Dejar una respuesta