Aunque los embarazos son muy bonitos, no todo es de color de rosa. Si te toca un embarazo de riesgo, te aseguro que no todo será como siempre habías soñado.

embarazo de riesgo
Fuente: Com Salud

El embarazo es una de las etapas más bonitas que podemos vivir las mujeres a lo largo de nuestra vida, aunque en muchos casos puede convertirse en una tortura, no por el bebé sino por haber riesgo de perderlo. Un embarazo de riesgo genera muchísimos nervios y estrés en la futura mamá, pero hay que tomárselo con la mayor calma posible para no agravar la situación.

Se considera embarazo de riesgo aquel que tiene algún peligro para el feto, principalmente, y en ocasiones para la madre. Aunque todos los embarazos necesitan un estricto control y vigilancia para comprobar que todo va bien, cuando hay algún factor de riesgo es necesario que el control sea mayor y más preciso.

¿A qué se debe un embarazo de riesgo?

El embarazo de riesgo puede deberse a diversas patologías, factores que hacen que aumente el riesgo de que pueda surgir un problema que ponga en riesgo la vida del bebé. Veamos los más habituales:

Embarazo múltiple

Si esperas dos o más bebés, es probable que tu embarazo sea de riesgo, si no todo, una buena parte de los meses de gestación. Los embarazos múltiples suelen darse debido a antecedentes familiares o a técnicas de reproducción asistida, especialmente en los casos de Fecundación In Vitro.

riesgos en el embarazo
Fuente: Kelly Hunter

En estos casos, se recomienda reducir la actividad física, evitar desplazamientos que sean muy largos en cualquier medio de transporte, y no viajar a partir del quinto mes. Cuanto mayor sea el número de fetos, mayores deben ser las precauciones.

Edad de la madre

También se considera embarazo de riesgo cuando la futura mamá tiene menos de 15 años o más de 35, en este caso únicamente si es primeriza. En el caso de las madres adolescentes, los principales riesgos son parto prematuro, malformaciones e hipotrofia. En cuanto a las primerizas de más de 35, existe riesgo de aborto, parto prematuro e hipotrofia. A partir de esta edad es cuando más cesáreas se practican.

Consumo de drogas

Consumir drogas durante el embarazo supone un altísimo peligro para la salud del feto, tanto que puede haber un aborto. En mujeres con una clara adicción, debe llevarse a cabo la desintoxicación de forma progresiva, ya que el abandono total de las drogas puede provocar un síndrome de abstinencia que desencadene la muerte del feto.

Enfermedades crónicas

Un embarazo de riesgo también lo es si la madre padece una enfermedad crónica, ya que cualquiera de ellas afecta en mayor o menor medida a la gestación. También puede darse el caso contrario, es decir, que el embarazo tenga incidencia en la enfermedad. El médico evaluará las posibles consecuencias y riesgos para estar preparados. Hay casos en los que se desaconseja el embarazo, como si la mujer tiene una enfermedad cardíaca.

¿Cómo debe cuidarse la madre?

como debe cuidarse una madre
Fuente: David Martín

Cuando una mujer tiene un embarazo de alto riesgo, es importante que tome medidas para prevenir las complicaciones y que pueda, en la medida de lo posible, disfrutar del embarazo como merece. Veamos algunos de los cuidados de un embarazo de riesgo:

  • Tomar ácido fólico y vitaminas en el primer trimestre, e incluso el mes anterior a la concepción, es muy importante. En algunas ocasiones, el médico recomienda alargar su consumo.
  • Las revisiones previas al embarazo pueden minimizar los riesgos, ya que se realizarán estudios genéticos y diversas pruebas que recomienden el mejor camino a seguir en cada caso.
  • Cuidarse bien en general hace que el riesgo sea menor y la situación más llevadera. Además, estar siempre pendiente de todo lo que tiene que ver con el embarazo hace que se cualquier complicación pueda detectarse rápidamente.
  • Es muy importante que se cumpla con todo el plan médico, acudiendo a todas las visitas establecidas para que se lleve un estricto control del embarazo. Además, puede haber surgido un problema que no has notado, por lo que es imprescindible no faltar.
  • Una alimentación sana y equilibrada es fundamental durante el embarazo para que el feto se desarrolle bien y tú no ganes demasiado peso. Además, engordar mucho puede generar complicaciones como la diabetes gestacional, entre otras.
  • Elimina totalmente de tu vida el tabaco, el alcohol, las drogas, los fármacos y cualquier tóxico. Evita también estar en ambientes con humo.
  • No realices demasiada actividad física, únicamente lo que te recomiende el especialista a cargo de controlar tu embarazo.

Tener un embarazo de riesgo es muy pesado tedioso, ya que te llegas a obsesionar casi cada día con algo diferente y lo pasas fatal. En mi caso, mis cuatro primeros meses fueron de riesgo y me los pasé encerrada en casa, únicamente salía para ir al médico, y he de decir que fue horrible. Realmente no disfruté del embarazo hasta casi el final.

Dejar una respuesta