bebe

El cólico del lactante o cólico del primer trimestre es un cuadro de causa desconocida, caracterizado por el llanto excesivo y sin motivo aparente, que presenta a diario a un bebé por lo demás perfectamente sano. Suele iniciarse alrededor de la segunda semana de vida y persiste hasta el tercer o cuarto mes. Nuestro bebé comienza a llorar, a estar irritable, a mostrar agitación, llanto inconsolable y dolor abdominal que se manifiestan de forma más frecuente por la tarde o la noche.

En la mayoría de ocasiones, suele ser un problema relacionado con la maduración del sistema digestivo del lactante, y habitualmente desaparece durante el primer semestre de vida. Algunos métodos para poder ayudar a que nuestro niño no tenga tantos dolores son los siguientes:

  • Baños con agua tibia o caliente.
  • Cantarle una nana
  • Mecerlo en la cuna
  • Masajes infantiles. Dar masajes en el abdomen en el sentido de las agujas del reloj
  • Mantener al bebé boca abajo apoyado en la palma de la mano
  • infusiones infantiles que favorecen el proceso digestivo (consultar con el pediatra)
  • Procurar que el bebé no trague aire cuando le damos de comer.
  • Si se le cría al pecho, eliminar cualquier excitante de la dieta de la madre.
  • Para la madre, aunque pequeñas cantidades de cafeína no suelen afectar al bebé, en estos casos conviene suprimir totalmente café, té y bebidas que la contengan.
  • Es fundamental llegar a las horas difíciles con el máximo de energías y disponer de ayuda para poder turnarse.
  • Calentar el estòmago del bebè colocandole una bolsa caliente envuelta a una toalla.
  • Andar o pasear con el carrito, ya que ésto calma sus dolores.

 

 

Dejar una respuesta