Todo el mundo conoce de la importancia de llevar a los bebés bien colocados en sus sillas del coche cuando nos desplazamos en este medio. El cinturón de las sillas tiene que estar lo más ajustado posible al cuerpo del pequeño. De esta forma, se garantiza la máxima seguridad en caso de sufrir algún tipo de accidente o de golpe seco. Por este motivo, es muy importante que cuando sentemos a los pequeños en la silla del vehículo, les quitemos el abrigo o la chaqueta que puedan llevar. Si no lo hacemos, corremos el riesgo de provocar importantes daños al menor debido al espacio que queda entre el cinturón y el cuerpo del bebé, ya que impide al cinturón ejercer al 100% su función protectora.

Lo que mucha gente os estaréis preguntando, es cómo proteger al bebé del frío y evitar este tipo de peligros a la vez. Veamos a continuación algunas recomendaciones para conseguirlo.

Capas, capas y más capas

Una de las cosas que podemos hacer es en vez de utilizar una chaqueta acolchada, vestir a los niños a base de capas. Por ejemplo una camiseta cómoda, un jersey polar fino y una chaqueta de lana. Vestidos de esta forma, y con el calor del vehículo, los niños no tendrán frío, además de evitar el riesgo de que el material les comprima en exceso y permitirá que el cinturón esté sujeto al cuerpo del niño sin espacios de por medio.

Usar una manta

Otra alternativa a la hora de viajar en invierno, es utilizar una manta para mantener caliente al bebé y seguro en su silla de coche. La manta siempre la deberemos colocar una vez hayamos abrochado al niño correctamente en ella. De esta forma, estará caliente, seguro y tan cómodo como si estuviera en su cama.

También te puede interesar:
Consejos para cuidar los ojos de tus hijos

¿Y si no tenemos manta?

En ese caso, podemos usar las prendas de abrigo para taparles por encima una vez colocados y abrochados en la silla. Y si el viaje o trayecto requiere estar moviendo al bebé de la silla de auto al cochecito, se puede aprovechar el saco cubrepiés para taparlo. Por ejemplo el nuevo saco cubrepiés CYBEX SNØGGA es ideal para ello. Cuenta con un relleno fabricado con material Thinsulate, contando con un aislamiento del tipo TOG 4. Este caco universal mantiene el calor en su interior incluso cuando está mojado. Puede ser utilizado en temperaturas que oscilen desde los 10ºC hasta los -10ºC. Se trata de un producto muy compacto que apenas ocupa espacio y que se enrolla de forma que cabe en una bolsa o en la misma cesta del cochecito.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here