Sin duda uno de los alimentos más rechazados, son muchos los niños y adolescentes  que no comen las raciones de vegetales que se recomiendan a diario. Muchas veces es porque los mayores no damos ejemplo, así que deberías empezar por ahí. Si un niño no ve comer verdura a sus padres, difícilmente se la tomará cuando la prepares.

Pero existen algunos trucos que pueden funcionar para que la coman sin protestar,

— presentar los platos de forma divertida, con ingredientes que aporten colorido.

— También es una buena idea añadir verduras cortadas o en puré a los platos de carne (pollo con puré de espinacas, espaguetis con champiñones y pimientos, arroz con verduras…). Eso sí, es bueno que esten bien triturados.

–Otra opción es preparar sándwiches vegetales cortando los alimentos con formas curiosas y el pan en triángulos o círculos. Permiten introducir lechuga, tomate, zanahoria rallada… Seguro que les llama más la atención.

–Yno puede faltar la preparación de caldos con muchas verduras para hacer una deliciosa sopa.

2 Comentarios

Dejar una respuesta