-

Cómo prevenir los calambres nocturnos

Si durante el primer trimestre de embarazo, el sueño y las nauseas, son las molestias más comunes entre las embarazadas, en el segundo y tercer trimestre de gestación, los calambres en las piernas serán tu peor pesadilla.

Literalmente. Si un dolor muscular intenso te despierta en mitad de la noche, no te preocupes, se trata de calambres: muy frecuentes en mujeres embarazadas. Son contracciones musculares involuntarias y dolorosas que aparecen con mayor intensidad en las piernas y suelen padecerse de noche, cuando el cuerpo descansa.

El dolor producido por la tensión muscular puede llegar a ser bastante intenso interrumpiendo el sueño de la futura mamá, precisamente en la recta final del embarazo, cuando más cuesta conciliar.

Y de nuevo, en la alimentación y el ejercicio físico podemos encontrar la clave para controlar los dichosos calambres.

Consume alimentos ricos en calcio (lácteos y leche), así como aquellos que contengan vitamina E como el germen de trigo, los frutos secos y cereales integrales. Los calambres también pueden deberse a falta de potasio. Así que, no te olvides de tomar plátanos.

Además de una alimentación equilibrada, el ejercicio es el mejor aliado de la embarazada, para prevenir las molestias más habituales. Dar un paseo o hacer gimnasiapies suave como yoga, Pilates o natación, favorece la circulación sanguínea y por lo tanto, previene esta molesta sensación.

Si los sufres con frecuencia, intenta no pasar mucho tiempo de pie, ni sentada con las piernas cruzadas. Intenta moverte y cambiar de postura para favorecer la circulación. Si tu trabajo te obliga a estar muchas horas en la misma posición, acostúmbrate a mover las piernas o a levantarte y sentarte de vez en cuando. Al llegar a casa, déjate querer y… que te cuiden. Pídele al futuro papá que te dé algún masaje suave en las piernas después del cansancio de todo el día. Hay cremas que pueden intensificar la sensación de relajación y descanso en la zona. Asesórate con tu farmacéutica de confianza.

También te puede interesar:
Receta para niños: Pollo con salsa de manzana
También te puede interesar:
Recetas para niños: Pastel de pan, jamón y queso

Si en mitad de l a noche te despiertas con un calambre muy fuerte, masajea la zona y estira el músculo de la pantorrilla llevando la punta del pie hacia la pierna. Si el calambre es en el pie, estira el dedo gordo en dirección al cuerpo. Esos movimientos te ayudarán a relajar pies y piernas.

Y piensa en positivo, los calambres son un signo de que estás llegando al final del embarazo. Ya te queda poco, pronto verás la carita de tu bebé y ni te acordarás de estos repentinos dolores en medio de la noche.

Amparo Latrehttp://www.presentservice.es/
Madre de tres personitas estupendas: Ángel, Irene y Sara. Me apasiona el Periodismo y mucho más la comunicación. Soy de las que siempre ve el vaso medio lleno y de las que intenta crear un mundo mejor con pequeños gestos. Trabajo como blogger en Letsfamily.esWeb | Twitter | Google+

Lo último...

Lactancia y sexualidad: ¿son compatibles?

Muchas parejas durante la lactancia sienten un gran cambio en su vida sexual. Se sorprenden por los altibajos  en sus deseos de contacto sexual. Para...

Varices en el embarazo: tratamiento y prevención

Las varices o insuficiencia venosa periférica, son dilataciones de las venas, que por diversas razones no cumplen de manera correcta llevar la sangre de...

Cómo preparar cuerpo y mente para ser madre

Si vas a ser madre o te planteas hacerlo seguramente te surgirán muchas preguntas y dudas. En este momento es normal preguntarse si es...

Test de embarazo: ¡todo lo que necesitas saber!

El test embarazo es el método más empleado para confirmar o descartar un embarazo. El pequeño aparato mide el nivel de hormona hCG que...

Dentición del bebé: ¿Cómo aliviar las molestias?

Al comenzar la dentición alrededor de los 6 meses, el niño está dolorido, irritable, por lo tanto, es importante aprender a aliviar las encías...