bañera

Ya sabéis los problemas que suelen aparecer los primeros meses de vida del bebé. El cuerpo del bebé poco a poco se ajusta a los caminos del mundo, fuera del vientre de la madre. Naturalmente, los médicos piden a los nuevos padres a mantener una estrecha vigilancia sobre las actividades metabólicas del bebé, mientras trata de aclimatarse al nuevo entorno. Para cuando son más mayorcitos y hemos cambiado ya la leche materna por alimentos, es importante que les demos aquellos que le van a ayudar a funcionar mejor.

Cuando el bebé presenta señales de problemas intestinales o alteración en el número de veces que evacua es necesario alterar la alimentación para que la digestión. Para que mejore, nos tenemos que centrar en los siguientes alimentos: aquellos ricos en fibras como frutas laxativas (naranja, ciruela, mandarina…); verduras como brócoli, col, judías verdes; lentejas… estos y otros alimentos le ayudarán a ir al baño a diario. Si, por el contrario, el problema es que tiene el intestino suelto, en vez de estos alimentos, hay que darles otros como manzana, pera, arroz, etc.

Además de todo esto, también podéis darle masajes en el abdomen del bebe y movimiento las piernas para ayudar a eliminar los gases y las molestias. Un baño con agua templada puede  ayudar el bebé a relajar. En definitiva, durante sus primeros meses de vida tendrá molestias y problemas digestivos. Hasta que no se estabilice su intestino la cosa será así. Sólo debemos seguir estos consejos y no perder la calma ya que es algo normal.

Dejar una respuesta